Políticos: Mangantes y gastadores con el dinero del contribuyente

(PD).- La crisis económica ha apretado el cinturón a los ciudadanos. Pero los políticos -habituados a tirar con «pólvora del Rey» y a cuenta del sufrido contribuyente- se resisten a reducir su tren de vida y gastan a manos llenas. Muchas veces en lujos superfluos. Se llaman Benach, Fabra, Touriño, Carod, Rodríguez Ibarra o Consejo Audiovisual Andaluz… Son de los que no miran siquiera la factura y hacen felices a los concesionarios de Audi y a los decoradores de postín.

Antes de que el socialista Rodríguez Ibarra dejara el cargo para convertirse en un simple ex, la Asamblea aprobó una ley que le otorga una serie de privilegios de forma vitalicia, entre ellos el uso de una oficina en cuyo acondicionamiento los extremeños llevan ya gastados más de 300.000 euros en lo que va de año, además de un coche oficial y un gabinete de cuatro funcionarios dedicados exclusivamente a su servicio personal.

Como supuesta excusa de este dispendio, Ibarra afirmó en su día que esta ley no estaba hecha para él, sino pensando en sus sucesores. Es increíble lo generosos que pueden llegar a ser los políticos cuando se trata de gastar el dinero de todos.

Que se lo digan si no a la consejera de Cultura de Galicia, la nacionalista Anxela Bugallo, que se hizo acompañar a la Feria de La Habana por un séquito que no tendría nada que envidiar al de George W. Bush, nada menos que un centenar de personas, todo a costa del contribuyente que ha tenido que apoquinar dos millones de euros por la excursión.

O a los cuatro concejares del PSE, PNV, EB y EA que, unidos a 10 técnicos del Ayuntamiento de Vitoria, viajaron a Japón a todo trapo para conocer la acústica de unos auditorios de carácterísticas similares a las de unos que ya habían visitado en California.

La lista de casos escandalosos de despilfarro a cargo del erario público es por desgracia muy larga y se extiende por toda nuestra geografía.

Los políticos que los protagonizan parecen guiarse por un principio tan sencillo como perverso, y es que el dinero que es de todos no es de nadie y puede gastarse a espuertas para tener los lujos que uno no se permitiría si tuviera que sufragarlos con su propio bolsillo.

Los regalos más rumbosos, los restaurantes más caros, los coches más potentes, obras que cuestan el doble de lo presupuestado y despachos con mobiliario de diseño. Son muchos los políticos y cargos públicos que parecen convertirse en auténticos sibaritas cuando la cuenta se pasa a los contribuyentes.

Y, lo que es peor, a ninguno parece caérsele la cara de vergüenza cuando se descubre su dispendio; algunos hasta se dan incluso por ofendidos, como esos cinco miembros del Consejo Audiovisual Andaluz que entendieron que sus encuentros «con carácter oficial» acompañados de mariscos, buen vino y copas eran un gasto «inherente» al cargo.

La concatenación de abusos no es sino un terrible insulto hacia ese ciudadano al que se le está pidiendo austeridad en tiempos de crisis. Va siendo hora de que éste pase la factura.

DESPILFARRO EN TIEMPOS DE CRISIS

Mientras los españoles se aprietan el cinturón por la crisis, los representantes de las administraciones regionales -casi sin excepción- siguen entregados a todo tipo de gastos superfluos e innecesarios. Y lo hacen como si estuvieran inspirados por la socialista Carmen Calvo, aquella que siendo ministra de Cultura afirmó sin sonrojarse que «el dinero público no es de nadie».

El diario El Mundo, que este domingo ahonda sin remilgos en el turbio asunto, hace una recorrido por España, que pone los pelos de punta.

COMUNIDAD VALENCIANA

Fabra regala 85.000 euros en corbatas de siete pliegues

La Junta de Gobierno del PP de Carlos Fabra en la Diputación Provincial de Castellón ha aprobado una partida de 84.840 euros para el concurso público encaminado a comprar las corbatas y pashminas con las que distingue a sus visitas, personalidades e invitados a los actos que organiza. Se trata de un «gasto innecesario» según la oposición socialista de Francesc Colomer, pero que los populares justifican en que se realiza año tras año. Con los 84.840 euros se adquirirá un lote de 500 pashminas y 1.500 corbatas de seda de siete pliegues (se sostienen gracias al tejido enrollado cuatro veces en un borde y tres en el otro y son el epítome del lujo). La convocatoria del concurso dejó desierta la compra de otro lote -esta vez, de 2.100 corbatas más- y que hubieran supuesto una inversión total (contando con las anteriores) de aproximadamente 140.000 euros.

PAIS VASCO

56.000 euros de sonoridad nipona

Cuatro concejales del PSE, el PNV, EB y EA y 10 técnicos del Ayuntamiento de Vitoria viajaron a Japón a finales de octubre para conocer la acústica de los auditorios construidos por Yasuhisa Toyota, encargado de la sonoridad del proyectado Palacio de Congresos, Música y Artes Escénicas de la capital alavesa.

El coste para las arcas municipales, todavía no cerrado, asciende a unos 56.000 euros correspondientes a los vuelos, hoteles de cinco estrellas y comidas en lujosos restaurantes. El Ayuntamiento de Vitoria está presidido por el socialista Patxi Lazcoz y los ediles del PP se negaron a viajar por considerarlo un «despilfarro» y ser innecesario, ya que varios técnicos habían viajado antes a California a ver otros auditorios similares del mismo ingeniero japonés.

En plena crisis, el lehendakari ha hecho las maletas y se ha ido esta semana a Hispanoamérica, con lo que cumple con su tradición de viajar todos los años a esta zona del mundo donde existe una amplia colonia vasca. Los países elegidos en esta ocasión son República Dominicana y Argentina, en los que también estuvo el año pasado. En 2007, Juan José Ibarretxe y su séquito se gastaron medio millón de euros en los viajes que realizaron a México, Guatemala, Chile, Argentina, Colombia, Puerto Rico y República Dominicana.

COMUNIDAD DE MADRID

1,2 millones de euros en una gala de inauguración

El pasado 23 de septiembre, los Teatros del Canal de Isabel II fueron presentados por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como «los mejores escenarios de España». Debían de ser los mejores de España y del Universo porque la gala de inauguración, en la que se estrenó el musical A, de Nacho Cano, costó 1.200.000 euros, según denunciaron los sindicatos.

Aguirre ha reconocido que la obra de Nacho Cano costó al Gobierno regional 407.354 euros. Para aclarar el resto salió el director gerente del Canal de Isabel II, Ildefonso de Miguel, que reveló que la factura del ágape corrió, «como es habitual», a cuenta de las empresas constructoras de las instalaciones.

De Miguel hizo hincapié en que el erario público no pagó nada que no tuviera que ver con el espectáculo A, asegurando que las constructoras se encargaron de la bebida, canapés, azafatas… Pero sí admitió que patrocinó con 450.000 euros el musical A, aunque el logotipo del Canal de Isabel II no sale en sus carteles. La presidenta regional ha dicho después que ella «no hubiera gastado nunca tanto» en una gala, pero que no pudo hacer nada para frenar el despilfarro porque se enteró «tarde».


CATALUÑA

El coche de Benach y el ‘blog’ de 260.000 euros

El gasto de algo más de 9.200 euros en el Audi A8 del presidente del Parlamento catalán, Ernest Benach (ERC), para añadirle un televisor, un escritorio a medida y un reposapiés ha disparado todo tipo de críticas. Pero a eso hay que sumarle el sueldo de los escoltas y el chófer que han de llevarle a diario desde Reus, una localidad de Tarragona situada a más de 100 kilómetros de Barcelona. Atención aparte merece la web dedicada al alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, sufragada con fondos públicos. Aunque el Ayuntamiento tiene su propia página en la Red, los asesores del primer edil decidieron abrirle un blog cuyo mantenimiento cuesta 260.000 euros anuales. Por si fuera poco, el alcalde barcelonés también gastó 1,6 millones en la remodelación y mejora del contenido del portal del Consistorio.

ANDALUCIA

El palacio de 50 ‘kilos’ y las ostras «inherentes» al cargo

La polémica rehabilitación del Palacio sevillano de San Telmo, sede del Gobierno autonómico, inicialmente era de 34,2 millones de euros. La oposición dice que el coste se ha disparado por encima de los 50 millones (aunque oficialmente se habla de 41 millones y medio). Entre otras cosas, la reforma contempla la construcción de la residencia oficial del presidente de la Junta, Manuel Chaves, de unos 500 metros cuadrados de superficie.

Otro escándalo costeado con el dinero de los andaluces es el de las múltiples facturas sin justificar debidamente que presentaron los cinco miembros del Consejo Audiovisual Andaluz nombrados a propuesta del PSOE. El detalle de esos recibos estimula las glándulas salivales: ostras, nécoras, gambas, coquinas, lenguados… todo ello regado con buen vino tinto (la marca Matarromera parece ser su predilecta) y, en más de una ocasión, con cubalibres de ron Brugal, copas de brandy Luis Felipe o chupitos variados. Los consejeros no sólo no pidieron disculpas, sino que emitieron un comunicado conjunto en el que defendían que todos sus consumos habían tenido «siempre carácter oficial» puesto que eran algo «inherente» al cargo.

A finales de octubre, la oposición en el Ayuntamiento de Sevilla (presidido por Alfredo Sánchez Monteseirín, merced a la renovación del pacto del PSOE con IU) sacaba una factura extraída de un expediente de la Gerencia de Urbanismo en el que se detallaba la compra de 17 lujosos ejemplares del Atlas Maior 1665 editado por Taschen (a 150 euros la unidad) para regalarlos durante las pasadas navidades a los altos cargos del Consistorio hispalense.

ASTURIAS

Más de 300 millones en obras que se encarecen

La ampliación del puerto de El Musel, en Gijón, es uno de los proyectos más costosos que se han realizado en el Principado. Se adjudicó en 580 millones de euros y ahora costará 830. El Ejecutivo atribuye esos 250 millones de más a los desperfectos causados por el temporal del invierno o a que ha subido el precio de la piedra: traerla de canteras situadas a entre 60 y 150 kilómetros de Gijón ha supuesto 185 millones de euros más.

Por otro lado, el futuro Hospital Universitario Central de Asturias costará por ahora 63 millones de euros más de lo previsto. Se proyectó en 203 y finalmente han sido 266 porque se olvidaron de un aparcamiento y de los generadores eléctricos que deben garantizar el suministro en caso de apagón.

GALICIA

El coche, el viaje y el despacho de los dos millones

Al presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, se le acumulan las denuncias de derroche. Primero fue la excursión de la consejera de Cultura, la nacionalista Anxela Bugallo: se gastó dos millones de euros (ella dice que fueron 1,3 millones) en un viaje de representación a la Feria de La Habana cuyo séquito lo comprendía más de un centenar de personas. Después se conoció que Touriño se compró un nuevo Audi A8 por la friolera de 480.000 euros, más blindado que el automóvil del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, o el del presidente francés, Nicolas Sarkozy.

Pero el despachito del presidente regional se ha llevado la palma: dos millones de euros. El PP insiste en que se gastaron más de 500.000 euros en muebles: alfombras, cuadros, sillones, una mesa de despacho, una mesa de centro y dos sofás.

MURCIA

50 millones en fotocopias y llamadas de móviles

El Gobierno murciano se gasta 50 millones de euros anuales en inversiones de equipamiento y personal. Es decir, en gratificaciones, asesores personales, papel de impresora, fotocopias y llamadas de teléfono. El material de oficina es el que más ha escapado a un control estricto del gasto, según recogen los informes internos. Y también echan chispas las listas de llamadas de móviles de altos cargos y funcionarios. Las facturas de luz y teléfono, por otro lado, se han disparado en un 10% por encima de lo necesario. Los gastos de protocolo del Gobierno regional han sido estimados por la propia Administración en un 25 % por encima de lo requerido en una situación de ajuste económico, como impone el momento de crisis.

MELILLA

El campo golf de dos millones y los barcos de Darek

El campo de golf de Melilla, aún sin inaugurar, tiene un presupuesto de 2,3 millones de euros, a los que se unirán unos 600.000 euros anuales para mantenimiento. Para el PSOE, el proyecto es «una desvergüenza», porque este deporte es minoritario en la Ciudad Autónoma: apenas hay 200 personas federadas. Por otro lado, durante los cuatro días que duró la Semana Náutica, que se celebró el pasado mes de agosto, se gastaron casi 600.000 euros. El padrino fue el modelo polaco Darek, más conocido por ser ex novio de Ana Obregón. Nadie sabe cuánto cobró. El Gobierno local ya se ha comprometido a reducir su aportación económica para este evento en las próximas ediciones.

CANARIAS

Los cinco coches de Soria: 197.000 euros

El pasado agosto se hizo oficial la licitación, por parte de la Consejería de Economía y Hacienda del Gobierno de Canarias, que dirige el líder del PP canario, José Manuel Soria, de cinco coches oficiales por un valor total de 197.000 euros. Cierto es que uno solo de los coches del gallego Touriño o del catalán Benach, costó más que toda la flota de Soria, pero el asunto indignó a los ayuntamientos y cabildos, que estaban muy enfadados con Soria porque la crisis había reventado las previsiones de ingresos en los impuestos que gestiona el Gobierno autónomo. Así, mientras Soria exigía la devolución de unos fondos que, en muchos casos, las corporaciones locales ya tenían consignados y hasta gastados, se daba a conocer la renovación de cinco vehículos de alta gama para el Ejecutivo regional.

Las corporaciones locales denuncian que un error de cálculo en las previsiones del consejero de Economía les ha llevado a una situación límite que hace incluso que peligre el pago de los salarios de trabajadores municipales. El presidente del Ejecutivo canario, Paulino Rivero, acudió en defensa de Soria y pidió a los regidores que dejasen de gastar «tanto dinero en fiestas y fuegos artificiales», lo que suscitó la airada reacción de los municipios.

CEUTA

15.000 euros en madera de ‘wengue’ y fotografías

Precisamente después de que el Gobierno ceutí anunciara la aprobación de un Plan de Austeridad para predicar con el ejemplo ante los tiempos de crisis, se supo de la reforma de los despachos de dos consejeros y de la adquisición por parte de la titular de Sanidad, Adela Nieto, de un sillón que vale 3.000 euros.

Francisco Márquez, titular de Hacienda y autor del mismísimo Plan de Austeridad, pagó una factura de 8.000 euros por rehabilitar su oficina. También cambió la suya Yolanda Bel, consejera de Medio Ambiente y portavoz del Gobierno local. Hace unos meses, advirtió de que había heredado un despacho con «boquetes en el suelo» de su antecesora, la hoy responsable de Asuntos Sociales, Carolina Pérez. Pero el suelo es lo único que no va a ser remodelado. Al final, gastará 15.000 euros, fundamentalmente en una mesa de juntas, «ocho sillas modelo ikara cromadas con tapizado en piel color chocolate», «un mueble bajo rechapado en madera de wengue», «dos sillas de confidente tapizadas en piel clara», un mural de piedras y fotografías antiguas del campo de Ceuta.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído