Ignacio López-Chávez: «En Galicia manda la izquierda del lujo y el caviar»

(PD).- El diputado del PP de Galicia, Ignacio López-Cháves, ha destapado públicamente los despilfarros y las corruptelas del bipartito PSOE- BNG que gobierna la Xunta de Galicia. PD ha hablado con López-Chaves para saber más sobre los últimos escándalos que han dejado muy tocado a Touriño y a su socio de gobierno, el nacionalista Anxo Quintana.

El cese de Carlos Alberto Amoedo como «número dos» de la Consejería de Cultura ha hecho que el bipartito vuelva a crujir. ¿El «escándalo de los mojitos» pasa factura?

La Consejería de Cultura ha hecho crujir al bipartito en muchas ocasiones. Desde hace mucho tiempo, han aparecido en los medios de comunicación y en el Parlamento irregularidades continuas en la gestión del dinero público: el proyecto de “La Cultura Circula”, los contratos a la empresa del hermano del Consejero de Industria, las adjudicaciones a personas vinculadas a la plataforma “Nunca Máis”, también la existencia de contratos laborales en contra del informe de intervención… etc. Todo esto ha ido apareciendo en los medios durante estos últimos años. El viaje a Cuba ha sido el remate del despilfarro económico y de la desconsideración de lo que debe ser una buena gestión del dinero público. Aunque al principio negaran absolutamente todo, poco a poco y después de mucho trabajo se ha demostrado que lo que se ha hecho durante estos 4 años, ha sido utilizar la Consejería de Cultura con finalidades de naturaleza política. Esto ha provocado una situación de quiebra en dicha consejería y que hayan tenido que cesar al Secretario General.

Todo lo que ha hecho la Consejería de Cultura ha sido bajo la responsabilidad de Touriño, ya que él es el Presidente de la Xunta y también con su apoyo.

¿Hacen ostentación el BNG y PSOE en plena crisis?

Evidentemente que sí. La llevan haciendo desde hace muchos meses e incluso presumen de eso. La Xunta de Galicia se ha gastado 2 millones de euros en la feria del libro de La Habana, mientras que el ministerio de cultura en el año 2001 durante el gobierno de Aznar, en ese mismo acto gastó exclusivamente 55.000 euros, es decir, 37 veces menos que la Xunta. Cuando se lo reprendimos, dijeron que todavía tenían proyectos incluso más costosos.

Respecto a la utilización del dinero público, detrás del PSOE está el gusto por el lujo y del BNG el querer imponer una concepción política, ya que en Cuba se gastó tanto porque, según ellos, Galicia era la primera nación sin estado que había sido invitada. Han utilizado el dinero público con fines partidistas para ser altavoz de las ideas nacionalistas del Bloque. En una situación de crisis como la que vivimos ahora, cómo se explica a los ciudadanos que con el dinero público, se ha invitado a 250 personas durante 15 días a La Habana.

En este momento, ¿se supo algo más de la expedición de Bugallo con los suyos a Cuba?

Poco a poco hemos ido confirmando las cantidades de dinero que denunciamos. Tenemos los documentos que demuestran que la Xunta de Galicia corrige a la Consejería diciendo que no es 1.300.000 euros el dinero que se gastó en Cuba, sino que e 1.500.000 de euros; han aparecido los gastos de la Real Filarmonía que sólo en viajes y dietas gastó 200.000 euros –sin contar el salario de los músicos- . También 100.000 euros de gastos en publicaciones en 2007 y 27.000 de pago de las instalaciones al gobierno cubano.

Además, estamos pendientes de otras facturas que hemos solicitado y en las que van a aparecer nuevos gastos del viaje.

Por otro lado, han aparecido los datos de las consecuencias económicas del viaje a La Habana: en lo que va de año 2008, Galicia ha exportado libros a Cuba por importe de 9200 euros, para los que se gastaron 2 millones de euros. Son datos oficiales que demuestran la irresponsabilidad de actuación de la Consejería.

En un tiempo de grave crisis económica como en el que vivimos actualmente, los dirigentes deberían dar ejemplo a los ciudadanos y sin embargo, parece que esté sucediendo todo lo contrario, ¿Cómo puede calificar los últimos escándalos de la Xunta y la actitud de Touriño?

Es una de las mayores irresponsabilidades por el gusto de vivir bien. En Francia se acuñó un término que describe muy bien como vive la izquierda cuando alcanza el gobierno: se llamaba la “izquierda caviar” que fue empleado durante los gobiernos socialistas cuando se gastaron gran cantidad de dinero en lujo y despilfarro.

Creo que este término se puede emplear aquí para definir a la izquierda en Galicia: después de muchos años en la oposición, han demostrado que les gusta el lujo, el gasto, vivir bien…y por eso son esa “izquierda caviar”, que utiliza el dinero y los fondos públicos, no en beneficio de los ciudadanos, sino para mejorar sus condiciones de vida a costa de estar en el poder.

¿Cree que los escándalos le pueden pasar factura al bipartito en las próximas elecciones autonómicas?

Los ciudadanos van a decidir por muchas cosas: van a tener en cuenta los escándalos económicos, van a decidir por el hecho de que en Galicia en los últimos 4 años no se ha hecho nada, no se han presentado grandes proyectos. Todo lo que estaba en marcha por parte del gobierno del PP, fue parado.

Por lo tanto, a parte de las irregularidades económicas de la Consejería, los ciudadanos van a juzgar también la inexistencia absoluta de actuaciones.

¿Qué medidas se han tomado ante su inexplicable expulsión del Parlamento Gallego por negarse a utilizar el topónimo “Galiza”?

Lo que pasa en la Comisión es, que el Presidente, que tiene amplias facultades de acuerdo con el reglamento del Parlamento de Galicia, puede emplearlas bien, para actuar como una figura moderadora de la Comisión, pero también utilizarlas mal, como un elemento coercitivo y sancionador frente a la oposición.

El señor Lobeira, que nunca se ha caracterizado por la moderación desde el punto de vista político e institucional, utiliza todas las facultades que le da el reglamento para imponer a la oposición lo que el quiere hacer: no dejarnos hablar ni tampoco me deja cumplir mis funciones como secretario, lo que es una grave irregularidad.

Por todo ello, hemos pedido y consultado a la mesa del Parlamento cual es la denominación oficial del Parlamento de Galicia, qué término tienen que emplear los miembros del Parlamento y por supuesto, hemos protestado por la actuación del Presidente de esta comisión.

Curiosamente, el informe de la mesa del Parlamento, en la cual tienen mayoría el PSOE y el BNG, no aclara en ningún momento cual es la denominación oficial del Parlamento de Galicia, ya que para no dejar en mal sitio a una parte del gobierno, como es el Bloque, el PSOE no puede decir cual es el nombre oficial. Además, en segundo lugar, se establece una libertad de expresión para los diputados y que el presidente de la Comisión, en este caso el señor Lobeira, no puede ser corregido.

De tal manera nos encontramos con una mesa que esta inactiva, con un PSOE que no quiere corregir al Bloque en el empleo del topónimo “Galiza” aunque este no sea el legal, y con un presidente que se comporta como si fuera el dueño de la Comisión, imponiendo su criterio y no dejando al secretario actuar.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído