Obama llama por fina a Zapatero y habla con él

Obama llama por fina a Zapatero y habla con él

(PD).- Se acabó el vodevil. Tras semanas de suspense, en las que la diplomacia española no ha tenido sus momentos más gloriosos, la Casa Blanca anuncia que aceptará lo que la UE decida sobre la asistencia de Zapatero a la cumbre financiera mundial. Zapatero estará en Washington, pero detrás de la bandera francesa. Y Obama, tras llamara a una veintena de líderes mundiales, ha telefoneado a ZP para darle las gracias como a los otros.

El presidente Zapatero mantuvo este viernes por la noche una conversación telefónica con el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, en la que le transmitió su felicitación por la victoria en las elecciones norteamericanas y se comprometieron a colaborar ante retos futuros.

Zapatero y Obama hablaron durante diez minutos, después de que el jefe del Gobierno español recibiera, a las 23.00 horas del viernes, una llamada telefónica de Obama devolviéndole un primer intento de comunicación de Zapatero.

Fuentes del Gobierno informaron de que la conversación transcurrió en un tono muy cordial y en ella el jefe del Ejecutivo español felicitó a Obama y le explicó que su victoria en las pasadas elecciones del 4 noviembre ha tenido un gran impacto en España.

Ambos coincidieron en la importancia de seguir estrechando las relaciones bilaterales —dañadas durante la Administración Bush tras la retirada de las tropas españolas de Irak en 2004— y en la necesidad de hacer frente a la crisis del sistema financiero internacional.

En ese sentido, los dos interlocutores analizaron brevemente el papel que España debe jugar y lo que puede aportar este país para la solución de la crisis económica mundial.

También estuvieron de acuerdo en apostar por programas conjuntos contra el cambio climático y en intensificar la colaboración en regiones del mundo como América Latina.

La conversación entre ambos líderes se desarrolló horas después de que se confirmara la presencia de Zapatero en la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Washington el próximo 15 de noviembre, y en la que se analizará la reforma del sistema financiero internacional.

Al día siguiente de la victoria de Barack Obama, el presidente español había manifestado que el nuevo mandatario tendría en España a «un amigo y un aliado fiel».

Obama mantuvo el jueves sus primeros contactos telefónicos con nueve dirigentes mundiales para agradecerles sus felicitaciones por su victoria en las elecciones del martes y ante la celebración, la próxima semana, de la cumbre del G-20 en Washington.

Según anunció el jueves por la noche su portavoz Stephanie Cutter en un comunicado, Obama devolvió las llamadas que le habían hecho el primer ministro británico, Gordon Brown, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, países todos ellos miembros del G-8 y socios estratégicos de Estados Unidos.

Asimismo, el presidente electo habló con el primer ministro australiano, Kevin Rudd, el canadiense, Stephen Harper, el israelí, Ehud Olmert, y el japonés, Taro Aso, así como con los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Corea del Sur, Lee Myun Back. Todos estos países participarán en la cita de Washington de la próxima semana.

BUSH ACEPTA QUE ZP ESTÉ EN LA CUMBRE

¿EN concepto de qué va a ir Zapatero a Washington, si es que acepta una de las dos invitaciones que ha recibido Sarkozy? Porque si va como presidente de turno de la Unión Europea, tendrá que actuar como tal, lo que no le corresponde.

Pero si va como presidente de la República Francesa tendrá que representar a Francia, lo que le corresponde aún menos. Un buen lío, aunque sólo sea de protocolo.

Pero es lo que suele ocurrir con los tramposos: que cuantas más trampas hacen, en mayores trampas se meten.

Zapatero se pasó todo su primer mandato pasando olímpicamente de la política internacional, apostando por los candidatos perdedores en ella, dedicándose a negociar con ETA, a agrietar España con estatutos de soberanía y a convencer a los españoles de que teníamos la economía más floreciente del mundo, por lo que no debíamos preocuparnos más que de gozar de la vida.

Sólo cuando la crisis económica que ha negado durante un año se hizo imparable e innegable se ha lanzado como un poseso a la escena internacional, recorriendo el mundo de punta a punta y moviendo Roma con Santiago, léase Bruselas, Washington, Pekín y hasta San Salvador, para asistir a la conferencia que el próximo día 15 tendrá lugar en la capital norteamericana.

Todo, para borrar su etapa anterior, para disimular que se equivocó en sus planteamientos, para ocultar que la Alianza de Civilizaciones y otras zarandajas nos habían excluido de los grandes centros de decisión y, a la postre, para hacer que hace, que es lo único que sabe hacer, aunque eso lo hace estupendamente, y perdonen el trabalenguas.

A base de mendigar y hacer kilómetros, le ofrecen en Washington una silla que no le pertenece, si bien el anfitrión tiene que dar su visto bueno, lo que no es seguro.

Aunque, miren ustedes por dónde, ya tenemos la mejor metáfora de nuestro presidente.

Zapatero es el hombre que no es. Representando una república que no es la suya, presidiendo una nación en la que no cree, inventando una alianza que no existe, liderando un partido convertido en partida, intentando sobrevivir a base de engañar a extranjeros y compatriotas con mentiras cada vez más gordas y trazos cada vez más gruesos.

Esta ida suya a Washington, que aún no sabemos cómo acabará, es el equivalente diplomático de la guerra de Gila: «¿Está preparada la silla? Sí, pero tendrá usted que hablar francés», pueden contestar de la Casa Blanca. Menos mal que el mundo está demasiado preocupado por la crisis económica para ocuparse de los lances cómicos, porque seríamos su hazmerreír.

Pero esto es lo que hay. Y lo que hemos elegido. O sea, lo que nos merecemos. Y lo amplío a todos los españoles, no sólo a los que han votado a Zapatero. Algo hemos hecho mal todos, empezando por la oposición, para llegar a situaciones humillantes como ésta. Y algo debe fallar en el fondo de nosotros para que no nos sonrojemos.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído