Gómez Bermúdez podría haber incurrido en un delito de cohecho

Gómez Bermúdez podría haber incurrido en un delito de cohecho

(PD).- El magistrado Javier Gómez Bermúdez, que saltó a la fama por presidir el tribunal que juzgaba los atentados del 11-M, podría haber cometido un delito al aceptar, el mes pasado, dos medallas impuestas por el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en reconocimiento por la labor desempeñada en el ejercicio de su cargo.

Según cuenta La Nación, lo llamativo del caso es que el artículo 426 del Código Penal establece, en el apartado dedicado al delito de cohecho, que “la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fueren ofrecidos en consideración a su función o para la consecución de un acto no prohibido legalmente, incurrirá en la pena de multa de tres a seis meses”.

Esta nueva intromisión del poder ejecutivo en la independencia del poder judicial ha sido ya denunciada ante el órgano pertinente del Consejo General del Poder Judicial, para que actúe en consecuencia.

Gómez Bermúdez ya está bajo la lupa de los jueces como consecuencia de las declaraciones manifestadas por su esposa, la periodista Elisa Beni, en un libro que publicó nada más terminar el macrojuicio del 11-M y en el que revelaba informaciones sensibles acerca del proceso y de personas implicadas en él.

Además, hace unas semanas concedió una entrevista a la revista de variedades Vanity Fair en la que afirmaba que había recibido ofertas para ocupar algún cargo político, pero que las había rechazado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído