Los médicos de Baleares estudian marcharse ante una ley que les obligará hablar catalán

Los médicos de Baleares estudian marcharse ante una ley que les obligará hablar catalán

(PD).-Disfrazan como un problema de comunicación un asunto político. Los médicos de Baleares protestan porque en estos últimos cuatro años los nacionalistas no han cesado en su empeño de imponer el catalán en todos los niveles y estratos de la vida social. Primero lo hicieron con la educación y ahora con la sanidad.

Así lo ha señalado a la Cadena COPE Isidro Torres que ha dicho, que en estos últimos cuatro años los nacionalistas no han cesado en su empeño de imponer el catalán en todos los niveles y estratos de la vida social. Llámese educación y ahora Sanidad ha dicho Torres.

Además, Para Isidro Torres, secretario general del Sindicato Médico Libre balear lo que debería preocupar a los dirigentes de esa comunidad es el grado de titulación y experiencia profesional de los profesionales de la medicina en lugar de la cuestión lingüística.

«Rechazamos la política de imposición», expresó el secretario general del Sindicato de Enfermería (Satse), Jesús Fernández, quien opinó que la administración «crea problemas donde no los había». Añadió que esta medida evitará la llegada de profesionales a las islas y que discriminará a los propio catalano parlantes, pues también deberán acreditar una titulación de su propio idioma.

Fernández explicó que existe un 0,7% de pacientes que encuentran problemas por no ser atendidos en catalán para los que»habría que tomar medidas, pero no de forma impositiva», apostilló.

Los profesionales se muestran pesimistas de cara a la reunión que este lunes que mantendrán con los responsables de sanidad de esa comunidad. No esperan que el Gobierno autonómico de marcha atrás en su empeño, y lo peor, es que con los graves problemas que acusa la sanidad en cuanto al número de profesionales temen que muchos de ellos cojan las maletas y se marchen a la península.

MARCHA DE PROTESTA

El Colegio de Médicos de Baleares organizó una marcha mostrando su rechazo a que el conocimiento de la lengua catalana sea un requisito para acceder a una plaza en el sistema de salud público de la comunidad. Una opinión que comparten los sindicatos mayoritarios de médicos y enfermeras (Censatse).

En un comunicado, el Colegio se pronunció en relación al borrador del decreto elaborado por el Govern, que regula la exigencia de conocimiento de catalán al personal sanitario, y consideró que si bien es «muy positiva» la política de fomento de la lengua catalana en las islas, se opone a que su conocimiento suponga un «requisito imprescindible para optar a una plaza de médico».

El Comib considera que, en todo caso, el conocimiento del catalán debería contemplarse como un mérito y no como un requisito.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído