Los partidos políticos se ríen de la crisis y aumentan sus asignaciones un 4,2%

Los partidos políticos se ríen de la crisis y aumentan sus asignaciones un 4,2%

(PD)-. Los políticos han decidido no hacer caso a sus propias recomendaciones de recortar gastos y apretarse el cinturón, optando por aumentar las subvenciones a las formaciones políticas un 4,2%. Así lo recogen los Presupuestos Generales del Estado para 2009, aprobados la semana pasada por la Comisión competente del Congreso. Esta subida supone casi 1,5 puntos por encima del Indice de Precios al Consumo (IPC) que prevé actualmente el Gobierno para el próximo año tras la caída del petróleo.

Según recoge el diario El Mundo en su página web, el texto del proyecto de Ley presentado por el Gobierno -que será aprobado esta semana por el pleno del Congreso-, se destinará «a la financiación de los partidos políticos» un total de 81,38 millones de euros, una cifra récord que supone el citado 4,2% más que los 78,1 millones repartidos en 2008. Esta cantidad es la asignada para sus gastos corrientes, sin incluir los 33,5 millones adicionales para gastos electorales. Esta última cifra sí decrece con respecto a los 53,8 millones de 2008, pero es que este año ha habido elecciones generales.

Los distintos partidos han presentado más de 3.600 enmiendas a los presupuestos presentados por el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, pero ninguna de ellas ha sugerido, ni por asomo, tocar la cifra de aumento de las subvenciones para su funcionamiento. «Lo que se ha hecho es cumplir con la Ley», justifican fuentes de las principales fuerzas políticas en inusual unanimidad.

Resaltan que la disposición adicional sexta de la Ley de Financiación de Partidos Políticos de 2007 establece que «el importe global de la consignación que se incluya en los Presupuestos Generales del Estado para atender a las subvenciones reguladas en el artículo 3 de esta Ley [gastos de funcionamiento] se adecuará anualmente, como mínimo, al incremento del índice de Precios al Consumo». Aquella Ley fue aprobada en junio de 2007 a iniciativa del PSOE. En la época, el Gobierno preveía «una suave desaceleración económica», pero blindó a los partidos en esta normativa clave para sus ingresos de cualquier contingencia futura de austeridad.

Además, la subida para 2009 es mucho más que el IPC. El secretario de Estado de Economía, David Vegara, sostiene que la inflación el próximo año será «por debajo del 3%», siempre que el petróleo continúe su caída en picado. Los expertos consideran que, de seguir la tendencia, la inflación española para el próximo año puede ser incluso inferior al 2% por primera vez.

Se da además la circunstancia de que el Banco de España está recomendando no basar los incrementos anuales en la inflación, porque es una rueda que alimenta la subida de precios y daña la competitividad de la economía. La Ley de los partidos políticos no da ejemplo y ancla sus ingresos precisamente en el IPC. Además, el porcentaje de subida de los partidos contrasta con el tono del Presupuesto para 2009, que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha calificado de «austero» , porque el gasto público general subirá un 3,3%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído