El «creyente» Pepiño apoya la retirada de los crucifijos para «respetar las creencias de todos»

El "creyente" Pepiño apoya la retirada de los crucifijos para "respetar las creencias de todos"

(PD).-El «creyente» Pepiño Blanco afirmó que «en los colegios públicos no debe haber crucifijos porque hay que respetar las creencias de todo el mundo». De todos, menos de los católico. Los crucifijos ahora molestan. El símbolo religioso de la confesión mayoritaria de los españoles le chirría al PSOE. Se escudan en la aconfensionalidad del Estado pero la jugada huele a «cristofobia».

Blanco apoyó así la posición del PSOE de Castilla y León de que se retiren los crucifijos de las escuelas públicas, después de que un juez de Valladolid haya ordenado la retirada de símbolos religiosos de las aulas y espacios comunes del colegio público Macías Picavea, en la primera sentencia sobre este asunto que se emite en España.

«En los colegios públicos, yo comparto la decisión del juez, no debe haber crucifijos. Y se lo dice un creyente», afirmó tajante el dirigente socialista. «Somos muy respetuosos con las decisiones de los tribunales y animamos a todas las administraciones a que hagan lo mismo», añadió.

En este sentido, afirmó no compartir las declaraciones del vicepresidente de la CEE, Antonio Cañizares, que afirmó ayer que se está desencadenando cierta «Cristofobia» u odio a los símbolos religiosos.

Blanco replicó que el Estado español es «aconfesional» y eso implica «respetar a todo el mundo y las ideas y las creencias de todo el mundo».

Así, estimó que dado que «la inmensa mayoría» de los españoles son católicos, la Iglesia Católica es y va a seguir siendo reconocida y apoyada, pero añadió hay que ser «respetuosos con el espíritu y la letra de la Constitución», que establece que el Estado es aconfesional, y con quienes la interpretan, que son los jueces.

El PSOE pidió en su reciente 37 Congreso Federal una reforma de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa que incluya la desaparición paulatina de los símbolos religiosos en los edificios públicos, pero dejó claro que no pretendía imponer la retirada de símbolos, sino ir fraguando un consenso.

MEMORIA HISTÓRICA DE ROUCO

Por otro lado, el ‘número dos’ del PSOE dijo que le sorprende que el presidente de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Antonio María Rouco Varela, haya apelado al «olvido» sobre la guerra civil y la dictadura, a la vez que promueve la canonización de víctimas de la persecución religiosa en la república y la guerra civil.

«Me sorprende que quien está promoviendo canonizaciones en relación a personas de aquella época ahora apele al olvido y al perdón. Depende de quien lo haga se dice una cosa o la contraria», afirmó en la rueda de prensa posterior a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE. Para Blanco, «no se puede borrar la memoria de nuestro país y algunos tienen amnesia en función de si les conviene o no les conviene».

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído