Rosa Díez desenmascara «la jugada» del «diario oficial del Gobierno socialista» ante el juicio a Patxi López

(PD).- A la diputada de UPyD no se le escapa una. Lo que afirma exactamente «el diario oficial del gobierno socialista«, El País, es que la izquierda «abertzale» se presentará con «listas negras». «Ni el lenguaje ni la noticia son inocentes«. Según Rosa Díez, «el periódico ha de ir preparando el terreno de la confusión. Hay que echar una mano al partido socialista. Porque el próximo jueves el candidato socialista a la lehendakaritza del País Vasco se sentará en el banquillo de los acusados por mantener reuniones políticas con ETA«.

Rosa Díez, imparable en la encuestas, sigue desenmascarando la estratagema socialista, y del «diario oficial del gobierno socialista«.

El periódico deduce que los terroristas –a los que el periódico llama la izquierda «abertzale», al igual que lo hacían los socialistas cuando argumentaban por qué negociaban políticamente con ellos– no quieren pasar el filtro, que su objetivo es poder denunciar el acuerdo postelectoral entre el PNV y el PSOE. El periódico da por hecho que el Estado impedirá que las listas negras puedan ser sometidas al escrutinio de las urnas: serán tan «burdas» que serán excluidas sin mayor problema jurídico y/o político.

Pero existe una enorme contradicción entre el mensaje y el lenguaje utilizado para transmitirlo. Porque si los que quieren presentar candidatos fueran realmente una izquierda abertzale (como dice el periódico), no habría motivo alguno para impedir que lo hicieran. En España los partidos independentistas pueden presentarse a las elecciones; incluso formar parte del gobierno, como ERC en Cataluña; o como Aralar en el País Vasco.

Nuestra Constitución, a diferencia de otras constituciones democráticas del mundo, no prohíbe que puedan participar en el juego democrático partidos políticos que quieren cambiar el modelo de estado que la propia Constitución establece. Así pues conviene recordar –a todos, también al periódico–que no es por ser «abertzales» por lo que se no pueden presentar las supuestas listas negras: es por ser terroristas.

Según escribe Rosa Díez en su blog:

Pero claro, el periódico ha de ir preparando el terreno de la confusión. Hay que echar una mano al partido socialista. Porque el próximo jueves el candidato socialista a la lehendakaritza del País Vasco se sentará en el banquillo de los acusados por mantener reuniones políticas con ETA. Y la defensa–penal y política– de los socialistas y de sus prescriptores de opinión es que se reunieron con la «izquierda abertzale». El periódico y los socialistas tratarán de que nos olvidemos que los mismos que se sentaron en aquella infame reunión de un hotel de San Sebastián frente a Patxi López y Rodolfo Ares fueron encarcelados posteriormente por delitos de terrorismo de los que ya estaban imputados cuando quedaron a desayunar con luz y taquígrafos.

La prensa del régimen y los portavoces socialistas tratarán de que olvidemos que la jugada aconsejaba entonces llamar «izquierda abertzale» a los que ellos sabían que eran terroristas; tratarán de que olvidemos que el candidato socialista a lehendakari y el miembro de la Ejecutiva Federal del PSOE se reunieron a hablar de política, reconociéndoles como «interlocutores imprescindibles» (textual) con personas que habían contribuido directa o indirectamente al asesinato de cientos de ciudadanos inocentes, algunos de ellos militantes del mismo partido político del que ellos son dirigentes.

Tratarán de que olvidemos la imagen de Pilar Ruiz, huérfana de hijo por culpa de aquellos a los que Patxi López encumbró como interlocutores políticos imprescindibles; una mujer menuda y sola; tan menuda como digna; tan menuda como resuelta a no callar, a proclamar delante del hotel en el que se perpetraba la infamia que aquellos con los que su hijo trabajó, habían perdido la vergüenza. Políticos de corazón de hielo llamo Maite a los nacionalistas en el funeral de Andoaín. ¡Qué poco tiempo pasó hasta que descubrimos que los «políticos de corazón de hielo» también estaban entre «los nuestros»! ¡Quién le iba a decir a Pilar que tendría que ir ante el Secretario General del partido cuya sede abría Joseba cada mañana –por eso sabían dónde encontrarle cuando le asesinaron–a reclamar dignidad y vergüenza…!

Se adelanta la diputada de UPyD a lo que veremos:

Quieren que olvidemos; y por eso pervierten el lenguaje. Empieza el juicio en Bilbao. Se sentarán en el banquillo el lehendakari Ibarretxe y el candidato López. El primero querrá hacer victimismo; el segundo querrá correr un tupido velo sobre el asunto.

Y concluye:

Por eso –para enmascarar la infamia– vuelven ahora a llamar a a llamar a los terroristas «izquierda abertzale». Para que no recordemos que quien aspira a ser lehendakari de todos los vascos se reunió con el monstruo y le trató como si fuera en colega. Esa categorización política es una ofensa democrática imperdonable. Y no se nos debe olvidar. Ya saben, otra vez una apelación al clásico: «Puesto que comprender es imposible, recordar es un deber».

PD. Es curioso; Ibarretxe y López, dos hombres y un destino. Defienden los mismos Presupuestos para el País Vasco y se van a sentar el mismo día ante los Tribunales de Justicia acusados del mismo delito. Dos por el precio de uno.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído