Gobierno de España: 30 millones en carteles para autobombo y sólo 20 para mejorar la Justicia

(PD).- ¿No es increíble? Así es el Gobierno de España, el mismo que va a aparecer en la multimillonaria campaña publicitaria para promocionar el cacareado «Plan E». Cientos y cientos de vallas publicitarias de autobombo del Gobierno poblarán el territorio nacional, a razón de 1.500 euros por cartel, con un total de 30 millones. Mientras, el ministro Bermejo ha prometido a las principales asociaciones de magistrados que les dará 20 millones, 10 menos que para carteles, si dejan de armar revuelo en el gallinero.

El ministro de Justicia prometió las principales asociaciones de magistrados un fondo de 20 millones de euros destinado a la modernización de la Justicia, un «importantísimo esfuerzo económico añadido», según el titular del departamento. Sin embargo, esta cantidad es inferior -10 millones menos- a la que el Zapatero destinará a la campaña publicitaria para promocionar su famoso «Plan E».

Sólo en la colocación de las vallas publicitarias de la campaña informativa, el Gobierno se gastará 30 millones, a razón de 1.500 euros por cartel. La promesa de Bermejo de más dinero para la modernización, que se suma a los 72 millones ya presupuestados por Justicia para este año, no fue suficiente ayer para que las asociaciones de jueces desconvocaran sus movilizaciones de protesta.

Y más sangrante, no es que el Gobierno vaya a poner de su bolsillo los gastos de esta campaña de publicidad, sino que obligará a los 8.107 ayuntamientos que se han acogido a las ayudas públicas del «Plan para el estímulo de la Economía y el Empleo» a costear los carteles, si quieren que ese dinero se haga efectivo.

El Gobierno se ha puesto exigente en esta campaña de propaganda. Los carteles, que en principio debían medir un metro y medio de largo por uno de alto, tendrán que ser ahora de tres metros de largo y cuatro de alto. Imprescindible también la inscripción en color rojo y blanco «Plan E. Plan Español para el Estímulo de la Economía y el Empleo. Gobierno de España». Una campaña que demuestra, según el PP, los fines partidistas del PSOE y la utilización de los parados y el dinero de los españoles. En palabras de Mariano Rajoy, el Gobierno «se ha cachondeado de los contribuyentes» porque «el precio del cartel será en algunos casos más caro que las propias obras».

Rajoy ha calificado la iniciativa del Gobierno de «propaganda barata» y ha pedido que esos 30 millones de euros se destinen a ayudas sociales. «Eso sí sería patriotismo del bueno», ha puntualizado. Asimismo, el líder del PP se ha centrado en el «contenido político» que trasluce una medida como la del fondo de ayuda a los Ayuntamientos, que «se pretende aprovechar de modo partidista» en época electoral.

Por su parte, la ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, ha rebatido las críticas de Rajoy y ha descartado que la colocación de los pertinentes «carteles informativos» tenga un uso electoralista vinculado con los comicios gallegos y vascos. A este respecto puntualizó que no habrá casi ninguna obra iniciada el 1 de marzo, fecha de las elecciones en Galicia y el País Vasco, por lo que tampoco se habrán colocado los paneles.

Ha añadido que los carteles serán meramente informativos, con el nombre del Gobierno, pero también de cada ayuntamiento, la descripción del proyecto y la duración del mismo. «Un cartel como el que se pone en todas las obras», sean éstas financiadas por el Gobierno central, los autonómicos, los locales o con fondos europeos, ha recordado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído