Rajoy, a un ZP sonámbulo: «¿Quién es ahora el apocalíptico y catastrofista?»

Rajoy, a un ZP sonámbulo: "¿Quién es ahora el apocalíptico y catastrofista?"

(PD).- El presidente ha vuelto a ser acorralado por el líder de la oposición en el Congreso. Mariano Rajoy ha advertido a ZP que «hará lo que sea por el interés general«, pero no está para «perder el tiempo» apoyando «medidas disparatadas». En definitiva: que rectifique. En la contrarréplica, ya sin papeles, Rajoy dio la puntilla al jefe del Ejecutivo. «¿Quién es ahora el apocalíptico y catastrofista?» Zapatero se dedicó, noqueado, a aplicar cataplasmas en la sangrante herida.

Durante su segundo turno de intervención en el Pleno monográfico sobre la crisis y el empleo en el Congreso de los Diputados, Rajoy ha señalado que los «tumbativos» datos del paro de los últimos seis meses son el «termómetro» que confirma que el fracaso de la política del Gobierno «no puede ser más espectacular».

El líder ‘popular’ ha acusado al Ejecutivo socialista de vivir de la «herencia y la inercia» de los gobiernos de José María Aznar y tras la larga réplica de Zapatero, le ha echado en cara que no sea austero «ni siquiera en el uso de la palabra».

Rajoy no ha respondido a las palabras de Zapatero en las que aludió veladamente a la situación que vive el PP en estos días por la trama de corrupción investigada por el juez Baltasar Garzón y que ha provocado cuatro dimisiones en el seno del PP.

«Comprendo que venga cargado y que venga con mucha agitación, pero no la pague conmigo».

El líder del PP ha subido a la tribuna para presentar una enmienda a la totalidad de la política económica del Gobierno hasta el punto de que el llamamiento a la «cooperación nacional» que hizo Zapatero fue respondido con un «lo que nos pide usted es la complicidad con una política que ha acreditado sus ruinosas consecuencias».

«Nos piden que arrimemos el hombro, pero arrimar el hombro ¿para qué? ¿para compartir sus errores?, ¿para ser cómplices de su ineficacia? Eso no se nos puede pedir en serio».

Y dijo el líder de la oposición: «Si decide afrontar en serio la crisis, cosa que hasta el momento no ha hecho, y llevar a cabo una política responsable. Cuando se decida a hacerlo, si es que algún día lo decide, llámenos».

La jornada de ayer actuó a modo de bálsamo para el líder del PP, muy aplaudido entre los suyos.

En definitiva, como dice el editorial de ABC, Zapatero hizo un discurso repleto de lugares comunes y de promesas sin fundamento. En la situación actual, los poderes públicos deben transmitir confianza a una opinión pública cada vez más escéptica ante los planteamientos de un gobierno cuyo vicepresidente económico muestra una actitud pasiva y cuyo ministro de Industria ofrece cada día una nueva ocurrencia.

«El responsable principal, en su calidad de presidente del Gobierno, demostró ayer, una vez más, que no está en condiciones de asumir una tarea que exige mucho más que una retórica vacía. Ni en la calle ni en el Parlamento resulta convincente este Gobierno, desbordado por la magnitud de una crisis que hace pocos meses negaba y que, ahora, avanza imparable ante la falta de respuesta de un presidente empeñado en una absurda huida hacia adelante».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído