Cándido y cómo filtrar un sumario secreto a El País impunemente

(PD).- Titular de El País: «El fiscal implica a Camps en la trama». ¿Ha notificado los cargos el juzgado de Baltasar Garzón al presidente de Valencia? Nada. Una absoluta indefensión -no propia de un Estado democrático-. Y así están todos los aparecidos en grandes titulares en el diario de PRISA. ¿Quién está filtrando interesadamente el sumario cometiendo un flagrante delito? Sota, caballo y/o rey. ¿Por qué no manda inmediatamente la Fiscalía General del Estado a sus subordinados que investiguen esta ilegalidad? Porque el propio Cándido Conde-Pumpido es el rey.

Rajoy volvía a denunciar este miércoles amargamente que “desconocen si se le acusa de algo y, en caso de ser así, de qué se le acusa.” El hecho es que de las escandaleras del grupo PRISA contra el Partido Popular de Madrid y Valencia, de todos los detenidos con bombo y platillo por Garzón en la operación «Gürtel», tan sólo tres duermen en prisión.

Sin restarle un ápice de gravedad a la corrupción que hay detrás de este caso, el uso político que se está haciendo de él quedará en los anales. El Partido Popular está siendo víctima de una cadena de filtraciones que proceden del Ministerio del Interior, del juez o del fiscal. Tal y como se defendió Esteban González-Pons:

«Ayer se filtró un nombre para que no se hablara de la huelga de jueces; nos tememos que vuelva a ocurrir la semana que viene para que no se hable de las elecciones».

SECRETO DEL SUMARIO VIOLADO

¿Y quién está detrás de este delito de «violación del secreto del sumario»? Lo que está claro es que Baltasar Garzón no es un juez imparcial ideológicamente – ha sido número dos de Felipe González en las listas del PSOE de Madrid-. Su inquina por el ex presidente del Gobierno José María Aznar es manifiesta. «El juez socialista», le ha llamado acertadamente Esperanza Aguirre.

Aparte de Garzón, ¿quién más es sospechoso de haber incurrido en un delito de filtración de un sumario secreto? Sota, caballo y rey. Los únicos que lo conocían son el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, el fiscal jefe de Anticorrupción, Antonio Salinas, que también tenía en sus manos el informe, al igual que sus subordinadas Concha Sabadell y Miriam Segura, las dos fiscales encargadas del caso.

Tampoco hay que descartar al fiscal Emilio Varelio, socialista de corazón y látigo durante 15 años de alcaldes y constructores hostiles con el medio ambiente. Es el Teniente Fiscal de la Audiencia Nacional.

Por su parte, la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha confirmado que su partido va a presentar el escrito ante la Fiscalía manifestando su «indignación y queja formal» por el hecho de que la Fiscalía haya filtrado que el presidente valenciano, Francisco Camps, pudiera estar implicado y ha asegurado que su partido se querellará contra el juez Baltasar Garzón por prevaricación si no se inhibe en la investigación.

Para González Pons, la investigación de Garzón puede llegar el Gobierno por medio del Ministerio de Interior o del Ministerio de Justicia, mientras que el PP no tiene esa posibilidad.

«Es una trama contra el Partido Popular con el fin de hacer daño político y eliminar cualquier oposición».

Por último, ¿qué hace en manos de un juez de la Audiencia Nacional un sumario que puede afectar a cargos aforados de la Comunidad de Madrid o de Valencia -caso de Fracisco Camps-? ¿Tenía datos la fiscalía de esto pero prefirió dejarlo el tiempo justo y necesario en el despacho de Baltasar Garzón?

Todo apesta a utilización política de la Justicia. Y la venda está en el bolsillo de la toga del juez que sigue viendo amanecer.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído