¿Qué se oculta tras la noticia del jefe etarra detenido que nunca fue capturado?

(PD).- «Cae el nuevo jefe del aparato militar de ETA, Aitor», anunciaba a las doce y media de la noche Radio Euskadi. En cascada lo van recogiendo los medios. Incluso a El País le da tiempo a publicarlo en su edición de papel. Nueve horas después de que saltara la noticia, el Ministerio de Interior se apresuraba a desmentirlo. ¿Qué ocurrió en esos escasos treinta minutos? El hecho cierto es que el jefe terrorista anda suelto. Y, verdad también, que Rubalcaba está que trina.

Éste es el recorrido de la noticia. En primicia lo da Radio Euskadi. Son poco más de las doce de la noche del viernes. A Onda Cero llega también la noticia, que la recoge Europa Press. Elpais.com y Ana Terradillos en la Cadena SER dan también la caída de Aitor. Incluso El País lo recoge en su edición de papel. A marchas forzadas pero consigue incluirlo.

A las 09:03 del día 21/02/2009 Fernando Lázaro informa a los lectores de elmundo.es:

«Otro número uno que cae. La Gendarmería francesa detuvo esta madrugada en Burdeos a Iurgi Mendinueta Mintegi, ‘Aitor’, al que el Ministerio del Interior atribuye la condición de máximo responsable del aparato militar de ETA, en sustitución de Garikoitz Aspiazu, ‘Txeroki’, y de Aitzol Iriondo, ‘Gurbitz’, que fueron arrestados sucesivamente a finales de 2008. Como entonces, la operación ha estado dirigida por la Guardia Civil».

Pasadas las nueve y media de la mañana, el Ministerio que dirige Rubalcaba se apresuraba a desmentirlo. «El Ministerio de Interior ha negado esta mañana que la Policía francesa haya realizado detención alguna vinculada a la organización terrorista ETA en las últimas horas«.

¿Qué ha ocurrido con esa noticia? Las fuentes de la Guardia Civil y alguien desde el propio Ministerio de Interior aseguran a los periodistas que todo está hecho. Que adelante con la noticia. La operación, no obstante, no estaba terminada. Desde la Policía desmienten que la captura vaya a terminar bien, que existen posibilidades de que todo se vaya al traste.

De nuevo, la descoordinación entre los dos cuerpos -pese a tener un jefe común- queda en evidencia. Para unos la operación ya está rematada con éxito, mientras los otros no tienen noticias de que esto sea así.

¿Se trata de una treta de uno de los cuerpos para desacreditar al otro? ¿Es una estrategia del Ministerio del Interior para dar un golpe a los periodistas de la casa siempre ávidos de más y más información?

En resumen: una noticia que no es tal, un etarra que anda suelto, la descoordinación palmaria de la Guardia Civil y la Policía y Rubalcaba que echa chispas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído