¿Tiene Garzón pinchados los teléfonos de los líderes del PP?

¿Tiene Garzón pinchados los teléfonos de los líderes del PP?

(PD).- Hay psicosis en el PP. La «Operación Gürtel» ha sido desvelada en gran medida por los pinchazos telefónicos. La plana mayor del Partido Popular y buena parte de la clase empresarial valenciana sospecha desde hace semanas que sus conversaciones podrían estar interceptadas, fruto de la investigación abierta por Garzón en la Audiencia Nacional.

De hecho, en Presidencia de la Generalitat valenciana consellers y miembros del segundo escalón han cruzado avisos de que sus móviles podrían estar intervenidos. Hay incluso alguno de ellos que lo asegura de manera fehaciente. La psicosis afecta también a importantes empresarios valencianos, según informa El Mundo.

Y las razones de esta tensión tienen nombres y apellidos. Álvaro Pérez, amigo y socio de Francisco Correa, el cerebro de la trama que investiga Garzón, era un hombre muy conocido en la ciudad que desde la presidencia de Orange Market contrató no sólo con el PP organizaba todos sus actos y con la Generalitat sino también con entidades privadas.

La revelación de que se le grabó y la filtración, días más tarde, de que el presidente de la Generalitat, presumiblemente, llamó al sastre con el que mantenía relación en Milano justo cuando declaraba ante Garzón, ha activado todas las alarmas.

Pese a que todo parece indicar, según el diario de Pedrojota, que no se ha dado la orden para realizar esta escuchas, la cúpula del PP y a los miembros del Gobierno tienen una sensación de persecución que afecta también a algunos empresarios. Sobre todo porque en el caso de que hubiera un teléfono de estos pinchados es casi imposible técnicamente que los propietarios del móvil sean conscientes de ello.

LOS TEÉFONOS PINCHADOS DE LOS CHÓFERES

Y no es de extrañar. «Muchos de los imputados siguieron hablando como cotorras por los móviles. Ellos y sus chóferes, que escuchaban más de lo necesario y contaban maravillas». Tal y como adelantó Periodista Digital, los chóferes de alguno de los enredados en la trama de corrupción que investiga Garzón tenían los teléfonos pinchados. Lo contado por ellos ha sido clave para la instrucción del famoso juez.

Con la anuencia de Garzón la Policía se puso a grabar todo lo que soltaban imprudentemente a través de sus móviles tipos como Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez “El Bigotes”, el constructor José Luis Ulibarri y hasta el también millonario José Ramón Blanco Balín, ex consejero delegado de Repsol YPF.

La gente, sobre todo cuando se siente en la cima del mundo, larga de todo por sus teléfonos. Pero ahora, los líderes del Partido Popular se andan con mil ojos. Sus teléfonos podrían estar pinchados.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído