El socialista López saca el escaño que precisaba para no tener que negociar con Rosa Díez

(PD).- El recuento de los votos llegados de los residentes en el extranjero ha dado al PSE su escaño número 25 con lo que la investidura del candidato socialista Patxi López necesitaría sólo los 13 diputados del Partido Popular (PP) y quizá se pueda evitar el «trago» de tener que negociar con Rosa Díez..

Hasta ahora la mayoría en la Cámara vasca, situada en 38 escaños, requería también el escaño de UPyD, formación liderada por Rosa Díez, para un Gobierno apoyado por partidos no nacionalistas. El PSE ha arañado este nuevo diputado en Álava y en detrimento de EA, partido que había obtenido el escaño el pasado domingo in extremis y por tan sólo ocho votos. Con este recuento, EA se queda con un solo diputado en el Parlamento vasco.

Los votos de los residentes en el extranjero han dado por tanto un escaño en la Cámara vasca a Esozi Leturiondo Aranzamendi, novena en la candidatura del PSE por Álava y viuda del histórico dirigente del PSE y de EE Mario Onaindia, informa Efe. En esa provincia, los socialistas tienen la mayoría de escaños (9), seguidos del PNV (8), PP (6), Aralar (1) y UpyD (1). EA y EB se quedan sin representación en la Cámara por esta provincia.

El escaño de Eusko Alkartasuna lo ha perdido Rafael Larreina, uno de los parlamentarios más veteranos, que había sido elegido el pasado domingo, sólo superado en antigüedad por el lehendakari en funciones, Juan Jose Ibarretxe, y el presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren. El Parlamento vasco estará formado, por tanto por 30 diputados del PNV, 25 del PSE, 13 del PP, cuatro de Aralar, uno de EA, uno de EB y uno de UPyD.

«Todavía hay partido»

Mientras, el PNV no se resigna. El presidente de la formación nacionalista, Iñigo Urkullu, ha reconocido esta mañana que Patxi López (PSE) puede ser el próximo lehendakari si la estrategia de los socialistas vascos es la de «quítate tú para ponerme yo», aunque ha defendido que «todavía hay partido» para que Juan José Ibarretxe se mantenga en la Lehendakaritza.

Ante los micrófonos de la Cadena SE (audio íntegro), Urkullu, 24 horas después de la primera reunión poselectoral mantenida con dirigentes del PSE, ha vuelto a tachar de «cínica» e «insulto» su postura y de «golpe institucional» su pacto con el PP para desbancar a los nacionalistas de la Presidencia.

Urkullu, acompañado del candidato peneuvista a lehendakari, Juan José Ibarretxe, ofreció ayer a una delegación del PSE un «gran acuerdo» para gobernar en el que la formación nacionalista mantendría la Presidencia. La propuesta fuer rechazada por los socialistas vascos. El presidente del PNV ha explicado que el PSE pretende hacerse con la Lehendakaritza pactando la investidura con el PP, pero aceptando luego para gobernanr los términos de la propuesta lanzada por el PNV. «No hay lógica -ha defendido Urkullu- ni política ni ideológica». El presidente mantiene que sólo existe la «obcecación» por sacar a Ibarretxe de la Presidencia y convencer a la «sociedad publicada y pública» que el PNV no ha ganado las elecciones.

Preguntado por el gobierno de una coalición si mayoría de votos, como ha sucedido en Galicia o Cataluña, Urkullu ha manifestado que «las reglas del juego se las pone cada uno y no están escritas». A pesar del acercamiento de PP y PSOE en el País Vasco, el presidente del PNV ha descartado que eso lleve a un «gran acuerdo» de las dos principales formaciones en el ámbito nacional.

El diálogo entre los partidos continúa hoy de cara a recoger apoyos para la investidura del lehendakari. El PNV se reúne esta mañana con Aralar, EA, Ezker Batua y UPyD. El lunes será el turno del PP.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído