¿Tiene el PP la «obligación moral» de apoyar la investidura de Patxi López?

¿Tiene el PP la "obligación moral" de apoyar la investidura de Patxi López?

(PD).- Ahora resulta que es una «obligación moral» de los peperos apoyar la investidura de Patxi López, el señor que perdió las elecciones vascas, para desalojar a los nacionalistas del poder.

O sea, se les exige a los peperos que, después de haber padecido durante los últimos años un implacable desalojo del poder allá donde habían sido el partido más votado, participen ahora de la misma componenda que deploraban; y se les exige, además, que lo hagan apoyando al partido que ha muñido la estrategia de aislamiento de los peperos, forzando pactos con diversas formaciones nacionalistas.

Explica Juan Manuel de Prada en ABC que ya sabíamos que, en la politiquilla española, las «obligaciones morales» son cargas que sólo incumben a la derecha, porque la izquierda está libre de pecado original y, por lo tanto, puede actuar con risueña y olímpica impunidad moral. Pero ahora confirmamos que entre las «obligaciones morales» que se le exigen a los peperos se cuenta la de ser imbéciles y actuar en consecuencia.

Afirma tajante Juan Manuel de prada que apoyar a Patxi López, «es de imbéciles».

«Uno vería con agrado que los peperos participaran en el desalojo del poder del partido nacionalista si con su apoyo estuvieran propiciando un cambio sustantivo en beneficio de la sociedad vasca».

Este es el mensaje que la propaganda ha lanzado a la pobre gente abducida; y la pobre gente abducida se lo traga que es un gusto, como si la entronización de Patxi López fuese la panacea para todos los males que corrompen a la sociedad vasca.

Donde se demuestra el efecto sugestivo que la propaganda ejerce sobre la pobre gente abducida; porque basta repasar la ejecutoria de Patxi López para descubrir que este señor que perdió las elecciones vascas viene a traer más de lo mismo.

Claro que si Patxi López ha logrado hacernos creer que es ingeniero industrial por el sencillo método de tunear su currículum, ¿por qué no va a lograr, por efecto sugestivo de la propaganda, que nos creamos que es la panacea de todas las calamidades?

Convendría, sin embargo, que los peperos recordaran que Patxi López, el señor que acaba de perder las elecciones vascas, permitió que representantes socialistas mantuvieran «encuentros periódicos» con los batasunos, a la vez que su partido firmaba en Madrid el Pacto por las Libertades, en un doble juego indecente que, desde luego, sólo pueden permitirse quienes actúan liberados de «obligaciones morales».

También convendría que recordasen que Patxi López fue el más decidido impulsor del procesito de paz que convirtió a los batasunos en «interlocutores políticos», llegando incluso a compartir mesa con el «hombre de paz» Otegi.

Y no creo que haga falta forzar mucho las neuronas para que los peperos recuerden las muchas veces que Patxi López los ha equiparado con los batasunos, por aquello de que «los extremos se tocan»; y las muchas veces que los ha motejado de «antivascos», llegando incluso a acusarlos de «hacer apología de la venganza y de la muerte».

Tampoco, en fin, vendría mal que los peperos recordaran la encerrona o aquelarre que Patxi López organizó a Rajoy en el velatorio de Isaías Carrasco, un episodio que por sí solo basta para encumbrarlo a la categoría de campeón de la infamia.

A este señor que perdió las elecciones vascas deben apoyarlo ahora los peperos por «obligación moral», sin esperar nada a cambio. Una vez más, se demuestra que las obligaciones morales de la derecha son las que la izquierda en cada momento le asigna, desde su atalaya de impunidad moral.

Y ahora que pintan bastos para la izquierda, la «obligación moral» de la derecha consiste en dejarse dar el abrazo del oso, para que la izquierda la arrastre consigo en su descalabro. Cuidadín, peperos, que os la quieren meter doblada.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído