¿Tramas?… Pregunten a Rubalcaba

(PD).- La preocupación por desarrollar un sistema eficaz contra la corrupción nos ha hecho olvidar en España que la persecución judicial del adversario político es uno de los medios más utilizados en los sistemas escasamente democráticos. Véanse, por ejemplo, los «métodos judiciales» del gobierno venezolano o del ruso contra la oposición.

Y lo recuerdo Eduarne Uriarte en ABC por los dos aireados, filtrados y publicitados objetivos de la operación Garzón que se han demostrado completamente falsos esta semana. La implicación de los más importantes líderes del PP y el destape de una trama de financiación ilegal.

Sobre lo primero, Garzón ha intentado cobrarse la codiciada pieza de Francisco Camps a través del escandaloso uso de una «prueba», los famosos trajes, sobre la que el propio juez expresa reservas en su auto.

Porque, si lo fuera, toda la élite política española podría ser imputada por los regalos recibidos en el ejercicio de sus cargos. También el propio Garzón, cuyo último regalo conocido, la cacería de Jaén, puede rondar los 6.000 euros. Y sabiéndolo, Garzón y la Fiscalía han implicado deliberadamente a Camps. Arrojando sospechas, filtrando insinuaciones y ensuciando su nombre.

Sobre el segundo objetivo frustrado, hay otras actuaciones que se deben estudiar. No sólo las de Garzón. También las de la Comisaría General de la Policía Judicial y su responsable, Juan Antonio González, el tercer hombre de la cacería, de quien depende el informe policial que fue presentado, casualmente, el martes 24, a cinco días de las elecciones, y que permitió a Garzón lanzar nuevas sospechas sobre Luis Bárcenas y Gerardo Galeote.

El hombre que sale siempre indemne de todas las operaciones políticas sospechosas de este país, Alfredo Pérez Rubalcaba, dijo de este asunto a tres días del 1-M: «No sé nada, que llamen a su contable, que lo sabrá todo».

Ahora que sabemos que el contable, es decir, el tesorero del PP, ni está imputado ni sabe nada, alguien debería preguntar al que sí sabe sobre el informe policial que implicó a Bárcenas la semana pasada. Que pregunten a Rubalcaba. Que lo sabrá todo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído