Mariano Rajoy: «El viento del cambio ya sopla en España»

Mariano Rajoy: "El viento del cambio ya sopla en España"

(PD).- La entrevista está en La Vanguardia y comienza con la afirmacíón de los periodistas Enric Juliana y Carmen del Riego de que quienes le creían políticamente muerto «han tenido que callar». Algunos que en Madrid no cesaban de conspirar, en su contra, ahora le elogian, cuando no le adulan. Es la primera entrevista que concede Mariano Rajoy después del fatídico idus de marzo y su augurio es el siguiente: «Ha comenzado el ciclo del cambio político en España».

Si esa es su lectura de las votaciones del 1 de marzo, ¿quién se examinaba el pasado domingo, el Gobierno o la oposición, la política o la sociedad?

Insisto, ha comenzado el ciclo de cambio político en España. El viento del cambio ya sopla.

En Galicia y País Vasco han perdido los respectivos gobiernos. ¿La crisis se llevará por delante a todos lo que mandan?

Dos cosas son evidentes. Hay mucha gente que se siente engañada o, al menos, frustrada por el señor Rodríguez Zapatero. Y el Partido Popular, a pesar de los problemas, ha acreditado ser la alternativa, conforme a la línea acordada en el congreso de Valencia.

Una línea que parece basarse en dos ideas o principios operativos: no excitar a la sociedad más de la cuenta y esperar a que el vendaval de la crisis se lleve por delante a Zapatero.

Un solo factor nunca se lleva por delante a nadie. La crisis erosiona, pero aún desgasta más la incapacidad del Gobierno para afrontarla. La imagen del señor Solbes no es la de alguien capaz de gestionar la crisis. Solbes quiere irse y no lo esconde. La economía española pide un liderazgo fuerte, ideas claras, objetivos, y un camino para salir adelante.

¿La victoria del PP en Galicia y el digno resultado vasco indican que se está reduciendo el grado de rechazo al PP entre quienes no le suelen votar?

Ese rechazo está bajando, así lo confirman todos los estudios sociológicos. El PP no tiene que cambiar sus principios, pero debe convencer a más gente de que sus ideas son adecuadas para el país. Somos un partido al que vota un presidente de banco y su conserje; una persona de 18 años y una de 85; un catalán y uno de Pontevedra. Debemos tener un comportamiento sensato, acordar lo que es razonable, y ejercer la oposición de manera dura en los asuntos que el Gobierno lleve mal. Tenemos que convencer de que no vamos contra nadie.

¿Quien necesitaba más el triunfo en Galicia, el PP o Mariano Rajoy?

La victoria le viene bien a Galicia, al PP y a mí, por ese orden, pero aunque no se hubiera producido ese éxito, yo tenía un mandato del congreso de Valencia de tres años. Y si quienes me apoyaban lo seguían haciendo, pensaba continuar.

El triunfo en Galicia es inapelable, pero los críticos aún siguen dando señales de vida en su partido. ¿Piensa tener algún gesto con ellos?

Todo el mundo sabe que las puertas de mi despacho están siempre abiertas. Puedo entenderme con todos, pero el partido ha fijado una política, y sobre esa base hay que trabajar.

Aznar le criticó por no salir a ganar con fuerza. ¿Después del 1-M, qué tiene que decir?

Nunca me ha sentido criticado por el señor Aznar. Me llamó el domingo para felicitarme, cosa que le agradecí.

¿El éxito de Galicia se basa en la recuperación de antiguos votantes o hay nuevos avances?

Con la participación más alta de la historia de Galicia en unas elec ciones autonómicas, el PP ganapor 17 puntos. Y aunque para mítodos los votos son iguales, debosubrayar que hemos obtenido ungran resultado en las ciudades. Hay otro dato que me anima: nosha votado muchísima gente joven. Hay mucha gente que dejóde votarnosyha vuelto ahacerlo.Y otra que se ha incorporado.

¿Y en el País Vasco?

Para la lucha antiterrorista esmuy importante que ETA no estéen las instituciones, batalla que elPP ha dado, a veces con la incomprensiónde muchos. El PNV siguesiendo el primer partido, pero,por primera vez, puede ir a laoposición. El voto al PP vasco tiene mucho mérito. El PSOE ha tenidoun buen resultado, pero elGobierno de España es socialista. El voto útil han jugado a su favor.El PP vasco ha tenido sus dificultadesinternas, y la campaña hasido condicionada de manera evidentepor el juez Garzón. Mis compañeros del País Vasco han tenido un enorme mérito.

El presidente del PNV hablade «golpe institucional»yrecuerdaque PSEyPPno tienen la mayoríasocial en Euskadi. ¿Teme una reacción social adversa si PatxiLópez es lehendakari con apoyode los populares?

Estoy convencido que no pasaránada; lo contrario sería un drama. La esencia de la democraciaes la alternancia, y si el PNV dejade gobernar, no pasa nada. Tambiéndejó de gobernar la diputaciónforal de Álava y la vida continuó. Por cierto, en las últimas elecciones locales el PP ganó en Álava y el PNV preside la junta foral siendo la tercera fuerza. El PP, con 37 escaños, no gobernó Galicia; en Baleares nos faltó uno. CiU ganó en Catalunya y no gobierna. Son las reglas.

Usted propuso hace un tiempoque gobernase siempre la listamás votada.

Sí, en los ayuntamientos. El sistemaelectoral del País Vasco se hadecidido en el País Vasco. Hayque respetar las normas vigentes.

¿Es incondicional el voto a la investidura de Patxi López?

No, no es incondicional. Queremosun cambio de política. Defensade la Constitución, defensa delEstatuto de Gernica, defensa deque el País Vasco es España, defensade la actual política antiterrorista, defensa de la libertad deeducación, porque es disparatadoobligar a todos a estudiar eneuskera, y defensa de un gobiernovasco que tenga como prioridadla crisis económica. Nuestra actitud es facilitar el cambio.

LEER ENTREVISTA COMPLETA EN LA VANGUARDIA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído