Recorrido por los (numerosos) ‘muros de la vergüenza’ en el País Vasco y Navarra

(PD).- La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha ordenado a la Ertzaintza la retirada «urgente» de las fotografías de presos etarras. El jueves se aplicó la ley en Mondragón y fue retirada una especie de muro de la vergüenza que homenajeaba desde hacía diez años a una quincena de terroristas a las puertas de un banco: fotos enmarcadas y con cristal. Pero no sólo hay un muro. Hay una auténtica ruta de la vergüenza que convierte a pueblos y rincones del País Vasco en un homenaje constante a los criminales.

El macabro recuento lo ha hecho la COPE. Hay muro de la vergüenza en Rentería: a unos 20 metros del Ayuntamiento, en la fachada de un edificio privado cuelga desde hace años un panel de 3×3 metros. Está repleto de fotos de etarras ligados a esta localidad guipuzcoana, cuna de algunas de las caras más conocidas de la banda.

En Zizurkil es la propia fachada del consistorio la que sirve de marco a las caras de un par de criminales del pueblo.

En Oiartzun también se apoya sobre el Ayuntamiento una media docena de fotos con los etarras de la localidad que gobierna precisamente el brazo político de ETA, ANV.

En Navarra, a la entrada de Echarri Aranaz llama la atención una gran pintada a favor de ETA de unas dimensiones descomunales, unos 40 metros cuadrados.

También inmensa ha sido siempre el hacha y la serpiente con la leyenda Bietan Jarray que se puede ver en el centro de la pequeña localidad de Aspiazu.

Por supuesto que ya en el ámbito privado cada herriko taberna que se mantiene abierta se exponen las fotos de los etarras presos del barrio. Es un dato que la Guardia Civil ha ido recogiendo tradicionalmente en sus informes con escaso éxito.

En La Palestra de la COPE han recogido los testimonios de tres concejales de diversas localidades del País Vasco que cada día se tienen que enfrentar a estos muros de la vergüenza. José Morcillo, responsable político municipal del PSE en Guipúzcoa, Germán López Bravo, concejal popular en Ondarroa y Ángeles, concejal del PP en Rentería han contado cuales son sus sentimientos cada vez que pasan por estos monumentos a la indignidad.

Este jueves las cosas adquirieron otro color: por primera vez la fiscalía ordenó la retirada inmediata de unas fotos de etarras en el País Vasco. Nunca lo había hecho antes. Y todo a instancias del Delegado del Gobierno en el País Vasco. La voluntad política ahora parece clara.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído