López Aguilar, un ‘rasputín’ canario contra el PP

(PD).- ¿Ordenó Juan Fernando López Aguilar durante su época de ministro de Justicia a los que por entonces ocupaban los cargos de subdelegada del Gobierno de España en Canarias y jefe superior de Policía de las islas que «fabricaran» los casos ‘Faycán‘ y ‘Góndola‘? ¿Son ciertas o no las dos denuncias de destacados miembros del Cuerpo Nacional de Policía en Canarias sobre la presunta utilización que ha realizado contra miembros del PP? Sobre el candidato del PSOE para las europeas pese este caso de utilización política de las instituciones del Estado. ¿Es López Aguilar el ‘rasputín‘ de toda esta operación?

Cuatro policías destinados en la Jefatura Superior de Policía de Canarias, uno de ellos inspector y encargado en su día del caso «Faycán» y testigo además de los primeros pasos de la «Góndola» contra la corrupción en los municipios de Telde y Mogán, están convencidos de que la actuación de sus mandos benefició electoralmente al PSOE. Así se desprende de las denuncias que han presentado en los juzgados, a las que ha tenido acceso ABC.

Estos acontecimientos siguieron el mismo guión que ahora el «caso Gürtel», instruido por Garzón. Las dos investigaciones afectaron a cargos del PP y se produjeron meses antes de las autonómicas de 2007, por lo que la precampaña y campaña se centraron en esos hechos. El PP, liderado por el actual vicepresidente canario, José Manuel Soria, obtuvo dos escaños menos (15) que en 2003. Por su parte, el candidato socialista, Juan Fernando López Aguilar, ganó en las urnas pero no pudo formar gobierno.

Los cuatro agentes fueron imputados judicialmente por revelación de secretos en relación con las dos operaciones -se les acusó de dar datos de la investigación a algunos implicados-, si bien uno de ellos ya está libre de toda sospecha. En cualquier caso, otras fuentes policiales consultadas que exigen el anonimato confirman la «obsesión» de la cúpula policial de Canarias por impulsar esas investigaciones.

Sin entrar a valorar la existencia o no de esas corruptelas urbanísticas -lo determinará un tribunal, aunque parece que hay pruebas que lo confirman-, sí llaman la atención algunos hechos objetivos. En primer lugar, que las dos investigaciones fueran realizadas por la Brigada de Información, en lugar de por la de Policía Judicial, competente en este tipo de casos.

A ese hecho se le une el que al frente de Información estaba entonces Concepción de Vega, actual jefa superior y a la que se tiene por afín al PSOE (el SUP, sindicato al que está afiliada, ha defendido su profesionalidad y preparación, lo mismo que Rubalcaba), mientras que la Judicial estaba mandada por Ignacio Bádenas, profesional con muchos años de experiencia.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído