El PP hace piña para las europeas

El PP hace piña para las europeas

(PD).- No se puede permitir que las rencillas internas les terminen pasando factura. El presidente del PP sabe muy bien que de los resultados de las europeas depende el afianzamiento de su liderazgo al frente del partido. Por eso ha decidido hacer piña defendiendo, en primer lugar, a los militantes de «las campañas orquestadas contra ellos» y, sobre todo, fumándose la pipa de la paz con Esperanza Aguirre. El objetivo es dar la puntilla a un sombrío y extenuado Zapatero.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que su partido se defenderá de las «campañas» orquestadas contra su formación y que apoyará «la honorabilidad de todos los militantes» porque son «inocentes mientras no se demuestre lo contrario». Rajoy, durante su intervención ante la Junta Directiva Nacional del PP, ha añadido que, no obstante, «si se probara que algún militante ha hecho cosas inaceptables», su partido «actuará en consecuencia», pues así piensan todos los miembros ‘populares’ y «todos los españoles».

Ha dejado claro que el PP «no se ha financiado ilegalmente» y que «no ha recibido un euro» de las personas imputadas o detenidas con motivo de la instrucción del caso «Gürtel», por lo que el partido actuará con «serenidad» al respecto.

«No somos inquisidores; afirmamos la presunción de inocencia, defenderemos nuestro partido, no haremos campañas contra nadie, pero vamos defender la honorabilidad del PP y de sus militantes, inocentes mientras no se demuestre lo contrario».

Tras recordar que el sumario del caso «casualmente se hace público» durante las campañas electorales gallegas y vascas, Rajoy ha proclamado que no olvidará que poco después de las primeras «filtraciones» el juez instructor del caso, Baltasar Garzón, se fue de cacería con el entonces ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, con el comisario jefe de la Policía Judicial y con un integrante del Ministerio Fiscal. A él, según ha manifestado, no le corresponde juzgar las actuaciones de los jueces, pero no ha eludido comentar que lo publicado sobre el caso «Gürtel» en las últimas fechas «producen al menos una cierta perplejidad». «¿Qué pasaría en España si todo el mundo, todos los que ejercen la función jurisdiccional, se comportaran igual y se dedicaran a las mismas actividades» que Garzón, se ha preguntado Rajoy.

Ha exigido una Justicia «imparcial» porque ahora «está en tela de juicio» con la instrucción del caso «Gürtel» y ha dicho que el PP seguirá pidiendo responsabilidades al Poder Judicial y explicaciones al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, por algunas actuaciones policiales contra «algunos dirigentes en algunas comunidades autónomas».

Mariano Rajoy ha afirmado que las elecciones del pasado 1 de marzo han supuesto el «fracaso del diseño político» de José Luis Rodríguez Zapatero y añadió que el PP «ha recuperado la centralidad y el eje de la vida politica española». Por eso, avisó que que en «este nuevo ciclo político» quien se instale «en ensoñaciones políticas e ideológicas, sean o no de salón, se alejará más de la gente», que es lo que a su juicio, le ocurre al jefe del Ejecutivo.

Psoe sin apoyos

En su intervención en la reunión de la Junta Directiva Nacional, el líder del PP presumió de la actual posición del partido para llegar a acuerdos con los grupos parlamentarios frente al PSOE. «Quien te vió y quien te ve, con quien habló en la última legislatura y con quien tiene que hablar hoy. Además en el Parlamento nacional no se sabe muy bien quienes son sus apoyos, lo que sí se sabe es que desde el inicio de esta legislatura, las cosas han cambiado y hoy la situación del PSOE es muy distinta a lo que era hace un tiempo y más que lo va a ser en el futuro», proclamó, para añadir que el partido está en una situación que le permite «volver al gobierno de España».

Además, recalcó que las elecciones han demostrado la «fortaleza» del PP porque han obtenido en unos buenos resultados en unas circunstancias «muy difíciles», en referencia a la ‘operación Gürtel’. «Estas elecciones lo que han demostrado es que el PP no se hunde nunca y que es el partido más fuerte de España», enfatizó.

El reto esperanzador de las europeas

El Partido Popular quiere convertir las elecciones al Parlamento europeo del próximo 7 de junio en unas primarias que midan el desgaste del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y la consolidación del Mariano Rajoy, aseguraron a Europa Press fuentes ‘populares’.

El primer partido de la oposición ya ha empezado a engrasar su maquinaria electoral con este fin y, de hecho, ‘Génova’ prepara una campaña en clave claramente nacional, en la que la denuncia de la mala gestión del Ejecutivo socialista será uno de los mensajes principales. Tras los resultados electorales cosechados en País Vasco y Galicia, que interpretan como «un cambio de ciclo», los ‘populares’ afrontan con optimismo la nueva cita con las urnas y se ven con posibilidades de ser el partido ganador.

Según las fuentes consultadas, estos comicios son una gran oportunidad para confirmar en las urnas la dinámica de cambio. A su entender, la crisis económica, con 3,5 millones de parados, va a pasar factura al gabinete socialista y, en este contexto, la estrategia de los ‘populares’ pasa por convertir las elecciones en unas primarias que midan el desgaste de José Luis Rodríguez Zapatero. A su vez, pueden servir para consolidar a Mariano Rajoy al frente del PP y poner fin a las críticas internas.

Rajoy y Esperanza Aguirre acercan posiciones

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el líder del PP, Mariano Rajoy, han acercado posiciones en las últimas semanas hasta el punto de que donde antes había una más que incómoda incomunicación entre ambos, ahora existe un diálogo fluido y casi diario, según informa Federico Quevedo en El Confidencial. Tanto han cambiado las cosas desde aquel “no me resigno” que va a cumplir pronto un año, que ahora, según estas fuentes, la presidenta no volvería a repetirlo e, incluso, se arrepiente de aquél.

No tanto por el contenido, sino por las repercusiones que tuvo. Y es que Aguirre hoy ve a Mariano Rajoy de candidato en las próximas elecciones generales, y por eso el PP de Madrid quiere volcarse en ayudar a la dirección Nacional a ganar, primero las europeas de junio, y luego las generales sean cuando sean –y nadie descarta que pueda darse un anticipo de las mismas tal y como están las cosas y la debilidad del Gobierno en el Parlamento-. El PP de Madrid ya se ha puesto a disposición de Ana Mato “para lo que haga falta”.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído