ZP se la envaina y aplaza sine die la salida de Kosovo

ZP se la envaina y aplaza sine die la salida de Kosovo

(PD).- Pretendían sacar pecho, recordando los réditos electorales que les produjo la «espantada» de las tropas españolas en Irak y se la han tenido que envainar. El Gobierno ZP, asustado por la dura reacción de la Administración Obama, provocada por la ministra de Defensa, que asesorada por su marido anunció por sorpresa la retirada de nuestros soldados de Kosovo, ha bajado la cabeza y hecho dos promesas a EEUU.

La primera: la salida de los militares españoles de los Balcanes no tendrá fecha fija, se prolongará el tiempo que sea necesario para cumplir los objetivos de la misión y se adecuará a las decisiones de los comandantes sobre el terreno.

La segunda: España «colaborará más intensamente» y «con todas las herramientas posibles» en la nueva estrategia que diseña Obama para Afganistán.

Por si el lío fuera pequeño y creando nuevas incertidumbres, el Ministerio de Defensa anunció estede domingo mediante un comunicado que la retirada del contingente español en Kosovo se hará «de una forma escalonada y flexible, de modo que el grueso de los efectivos haya completado su retorno dentro de los plazos anunciados por la ministra».

La vicesecretaria de Organización del PP, Ana Mato, lamentó tambiéne ste domingo, en un acto con los jóvenes de Nuevas Generaciones, el «enorme ridículo» que a su entender ha hecho España ante EEUU y la OTAN. Subrayó Ana Mato que el «problema» no es quien ocupa la Casa Blanca sino la «incapacidad» del presidente Zapatero, para generar confianza.

EL APAGAFUEGOS BERNARDINO LEÓN

Bernardino León reconoció contrito este sábado que la ministra de Defensa se ha equivocado por no dar las «explicaciones necesarias» antes de anunciar la retirada de nuestros soldados de Kosovo.

Pero el secretario general de la Presidencia no se limitó a criticar a Carmen Chacón por las formas.

La desautorizó en toda la línea, subrayando que la voluntad de España es «prolongar la estancia de las tropas mientras sea necesario»; es decir, que no van a abandonar el territorio antes del final del verano necesariamente, tal como había anunciado la ministra.

Las palabras de Bernardino León, principal asesor de Zapatero en política internacional, ponen en evidencia que La Moncloa ha optado por atribuir a la «incompetencia de Chacón» todo este turbio incidente, que ha generado un encontronazo con la Casa Blanca pocos días antes del primer viaje de Obama como presidente a Europa.

Bernardino León y el general Sanz Roldán asistieron el viernes a un encuentro en Washington con el asesor de Seguridad Nacional de Obama, programado hacía semanas para hablar de Afganistán.

Tras intentar matizar la «metida de pata» de Carmen Chacón, atribuyéndola a errores de «traducción» y a «problemas de comunicación», se ofrecieron a adoptar medidas inmediatas para rebajar la tensión con la Casa Blanca.

EL MINISTRO MORATINOS EN LA INOPIA

Tan mal se han hecho las cosas, y es tal la descoordinación y la falta de seriedad del Gobierno ZP, que los propios León y Sanz Roldán se enteraron del anuncio del repliegue después de producirse, mientras realizaban en las Azores una parada técnica de camino a su reunión en Washington.

Y no fueron los únicos. Tampoco Moratinos o el embajador en la capital de EEUU, Jorge Dezcallar, sabían nada, quedando en evidencia ante el Departamento de Estado.

Esta metedura de pata es acorde con la frivolidad que hubo en el nombramiento de Chacón como titular de Defensa, y en la bisoñez con la que actúa.

Como subraya el diario El Mundo en su editorial, el tiempo está dando la razón a quienes en su día avisaron de que «la niña de Felipe» no reunía las condiciones necesarias para el cargo.

A Zapatero, que pretendá dar un golpe de efecto cuando la designó, debe de haberse dado ya cuenta de que Carmen Chacón no tiene nada dentro d ela cabeza y sólo se preocupa de hacer gestos hacia la galería.

MIGUEL BARROSO O EL MARIDO ASESOR

A esta obsesión por la imagen no es ajena la figura del marido d ela ministra, Miguel Barroso.

El que fuera mano derecha de Zapatero en materia de Comunicación mantiene conversaciones periódicas con responsables del equipo de comunicación del Ministerio de Defensa.

Los participantes son al menos cuatro personas, además de Barroso, dependiendo de la importancia de los temas a tratar.

Aunque las conversaciones se mantienen a puerta cerrada en la propia sede del Ministerio de Defensa, en el edificio se afirma que Barroso fija la «estrategia».

Barroso, que hasta hace poco era director de la Casa de América, es objeto estos días de los requiebros millonarios de un par de multinacionales.

Una de ellas, la que se llevará probablemente el gato al agua, es la poderosa Young & Rubicam, que controla buena parte de la publicidad que se genera, distribuye e inserta en España. La otra es la francesa PPR, (propietaria de Fnac, Gucci, Conforama, Puma), donde trabajó durante diez años, los últimos en París.

Para valorar la influencia del marketiniano Barroso en los actos de la ministra, baste recordar la foto de carmen Chacón pasando revista embarazada o la polémica por su indumentaria en la Pascua Militar. Y hasta la retirada de Kosovo, el primer asunto de gran envergadura que ha afrontado, ha estado marcada por la pose de buenismo progre que tanto le gusta exhibir, rodeándose de los soldados para decirles «¡Volvemos a casa!», sin hacer antes el anuncio en el Parlamento ni coordinar la estrategia con la OTAN.

LA MINISTRA INCOMPETENTE

Estamos, sin duda, ante un caso manifiesto de incompetencia de Carme Chacón, quien, para colmo, ha optado por el mutismo desde el jueves.

Pero también es éste un ejemplo más de irresponsabilidad de Zapatero, ya que, en último término, él es quien le dio vía libre para que anunciara la retirada sin que ni siquiera lo supieran en Exteriores o la propia vicepresidenta.

Lo malo es que cuesta muy poco cometer errores con tanta frivolidad y, sin embargo, luego hacen falta enormes esfuerzos para recuperar la credibilidad internacional perdida.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído