Maleni se gasta 734.544 euros en reformar su ministerio en plena crisis

(PD).- El pasado 17 de octubre, y sólo cinco meses después de que ZP diera una mano de pintura a la estructura de su Gobierno, se aprobaba un real decreto para remodelar las altas esferas del Ministerio de Fomento. Si hasta entonces se articulaba en torno a dos secretarías de Estado (Planificación y Relaciones Institucionales; e Infraestructuras), a partir de esa fecha pasó a tener una más: la de Transportes, dividida a su vez en una Secretaría General Técnica y tres direcciones generales.

Salvo para una minoría, aquella remodelación pasó desapercibida, pese a que el PP sí denunció que engordar el organigrama del Ministerio de Magdalena Álvarez conllevaría irremediablemente un sobrecoste. Lo que entonces ni los populares imaginaron es que, sólo unos meses después, ese sobrecoste fuera tan alto, y eso que al margen quedan las nóminas. Nada menos que 734.544,30 euros (IVA ya incluido, más de 122,2 millones de las antiguas pesetas) que saldrán este año de las arcas del Estado, en plena crisis y cuando España va camino de los cuatro millones de parados, según informa El Semanal Digital.

Y todo para que los altos cargos de Fomento se sientan más cómodos en sus despachos. El Ministerio que dirige Álvarez acaba de convocar un concurso público para la remodelación de una parte de la séptima y última planta de su sede central, ubicada en número 67 del madrileño Paseo de la Castellana.

En el pliego de prescripciones técnicas, al que ha tenido acceso El Semanal Digital, sus responsables argumentan que esta obra faraónica -al menos en cuanto a su coste se refiere- es necesaria porque «los cambios de plantilla acontecidos recientemente en diversos departamentos del Ministerio de Fomento precisan la redistribución del espacio de trabajo».

El diseño de la obra le fue encargado al arquitecto Luis Abad Esteban, que en su informe final la presupuesta en esos más de 734.000 euros para 645 metros cuadrados (no llega a ser ni siquiera la mitad de la superficie de la planta). Están afectadas la Secretaría de Estado de Infraestructuras; la de Planificación y Relaciones Institucionales; la Secretaría General de Infraestructuras; y la Dirección General de Relaciones Institucionales.

Los trabajos, detallados en el informe, consistirán en tirar tabiques para ampliar la superficie de algunos despachos, construir otros nuevos (tras la remodelación quedarán 24 en esos 645 metros cuadrados), reformar baños, habilitar nuevos pasillos y hasta construir un baño propio dentro de los despachos de dos altos cargos. Habrá además que renovar toda la instalación de alumbrado y dotar de unidades de climatización independientes del sistema central a nueve despachos y salas de reuniones que utilizan los mandamases de Fomento.

La reestructuración no incluye los gastos de decoración, que esos necesariamente vendrán después, pero no faltarán los materiales fetén en la construcción. Así, el documento que servirá de guión para la obra ordena que «los despachos más representativos y las salas de reuniones» se revistan con «paneles decorativos de madera de cerezo». De las más caras del mercado. De la misma forma que las «carpinterías interiores», que también se realizarán con tableros estratificados en esa madera. Los baños tampoco desmerecerán: «Los aparatos sanitarios serán de porcelana vitrificada, de primera calidad»; y los fregaderos, «de acero inoxidable», también «de primera calidad».

No en vano, se trata de que los altos cargos de Magadalena Álvarez estén como en casa. Aunque para ello tendrán que soportar cinco meses de obras. Ése es el tiempo estimado, una vez que haya empresa adjudicataria. Por lo pronto, Fomento abrirá los sobres de las ofertas el próximo 29 de abril.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído