El silencio de Rajoy sobre Bárcenas escandaliza en Génova

(PD).- Cómo va a poder moverse por la sede del PP tras escuchar sin rechistar que el tesorero del partido gana 50 millones de pesetas al año? Subraya Antonio Martín Beaumont en El Semanal que puede ser legal, pero… ¡chirría!

Es demasiado fácil y sería probablemente muy injusto sumarse a la campaña mediática en curso sobre los ingresos y el patrimonio de Luis Bárcenas. El tesorero del Partido Popular disfruta de unos elevados ingresos que según lo publicado ha reconocido se acercan a los 300.000 euros anuales. Puede ser por lo tanto legal que haya acumulado, apoyado además en las plusvalías de sus inversiones en Bolsa, un patrimonio de 3,3 millones de euros que le permitiera comprar inmuebles al contado en los últimos años.

¡Ojo, pero que sea legal no hace que sea lo mejor para el PP! Por supuesto que hay en nuestro país matrimonios que declaran ingresos anuales mayores que esos 50 millones de pesetas. Naturalmente que hay empresas que recompensan a sus directivos con eso y con más. ¡Y no es ilegal! La cuestión es, más bien, cómo explicarlo a los setecientos mil militantes del Partido Popular y cómo hacerlo compatible con la vocación altruista de servicio a España y a sus ideas que siempre se ha querido mantener entre ellos.

El PP cifra su fuerza, en medio de todas las adversidades, en que cientos de miles de personas aportan sus cuotas, su trabajo, su ilusión y su tiempo libre para hacer posible el proyecto. Hay personas que trabajan jornadas interminables por bastante menos de mil euros. Conozco secretarias en la sede central de Génova que tras veintitantos años de trabajo no llega su remuneración a los 1.200 euros al mes. Hay organizaciones provinciales y locales que pagan de su bolsillo no ya los viajes sino incluso los actos públicos, los ordenadores o el material de oficina y hasta el mismo alquiler de las sedes. Cuántos concejales se «parten la cara» por el PP por esos pueblos de Dios poniendo dinero de su bolsillo.

Hay que entender cómo se pueden sentir todos esos militantes del centroderecha al saber lo que ahora se ha hecho público sobre Bárcenas. Más todavía, al comprobar el raro silencio de todo el nuevo equipo directivo del PP. «¿Cómo Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal han permitido que su tesorero gane 50 millones de pesetas al año en un partido en el que falta siempre el dinero hasta para lo más básico?», se preguntan unos sorprendidos funcionarios del cuartel general popular. ¿Se afea la conducta de la «vice» De la Vega por montarse en un avión militar para ir a Valencia a las Fallas y se mira para otro lado ante este despilfarro en el PP?

El cáncer de nuestros grandes partidos es la profesionalización de los políticos. Las mujeres y los hombres que llegan a la vida pública no pueden hacerlo sin tener un oficio antes y sin estar permanentemente dispuestos a volver a él. Permitir que haya políticos profesionales «desde la cuna hasta la tumba» es una ofensa a los jóvenes que militan sin dejar sus estudios ni sus primeros empleos y que lejos de cobrar pagan por militar. Extender situaciones como la de Bárcenas, que seguramente es del todo legal pero cuya estética es muy mejorable, legitima luchas mezquinas por conquistar o por mantener determinados cargos públicos. El precio que paga nuestra democracia es el desprestigio de la política y de los políticos.

Mariano Rajoy ha recibido los penúltimos datos de la campaña mediática contra Bárcenas mientras visitaba Navarra. Es muy difícil explicar todo esto a unos afiliados que han decidido refundar el PP desde cero, contra viento y marea, y a unos cargos públicos que se juegan, entre otras cosas, la vida.

La campaña electoral de las europeas es una magnífica ocasión para que el presidente del PP deje claro que su partido no es para gentes desconectadas de la España real, ni para jóvenes aspirantes a lo mismo que no hayan demostrado que están donde están para servir y no para servirse.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído