¿Por qué Angel Acebes no responde nunca a la Cadena SER?

¿Por qué Angel Acebes no responde nunca a la Cadena SER?

(PD).- Con la despedida de Ángel Acebes de la secretaría general del Partido Popular se apartaba de la primera línea uno de los hombres fuertes del ex presidente del Gobierno, José María Aznar. En apenas unos años, Acebes pasó de ser uno de los «señalados» como posible sucesor del propio Aznar a convertirse en diputado raso de un partido al que pertenece desde hace un cuarto de siglo.

El compromiso de Acebes con su condición de parlamentario parece haberse reducido al mínimo. Y paralelamente, su proyección pública. No concede entrevistas, ni hace declaraciones. El diputado ha decidido dedicarse a pasar desapercibido en su escaño y, aunque diste mucho de ser el único, a centrarse en actividades privadas.

Sin renunciar a cerca de 5.000 euros que percibe mensualmente del erario público, el ex «número dos» del PP practica la abogacía, tras abrir su propio despacho jurídico, y acaba de obtener luz verde para ejercer de consejero de Cibeles, el holding financiero de Caja Madrid.

Eso sí, quien fuera ministro de Justicia e Interior en los gobiernos de Aznar ha pasado a un segundo plano en el Hemiciclo hasta casi desaparecer. Ángel is missing y, de hecho, presenta un currículo con una sola intervención parlamentaria, tal y como ha escrutado Garganta Profunda. Acebes reserva todas sus energías para fuera de la Carrera de San Jerónimo.

Y afirma El Semanal que, prueba de ello es que esquiva las preguntas de la Cadena SER, incluso cuando es interpelado sobre una iniciativa del PSOE que le atañe directamente – o tal vez por eso – para aumentar la transparencia sobre las actividades extraparlamentarias.

Los socialistas parecen interesados en que la declaración de actividades profesionales de sus señorías sea de libre acceso para cualquier ciudadano. De algún modo, pretenden salir al paso de la polémica generada por las compatibilidades otorgadas por la Cámara Baja.

Incluso, advierten en el Grupo Parlamentario del PSOE, del inicio de un camino que puede ir más allá para evitar la manga ancha legal. Ver para creer. En todo caso, mucho más comunicativos que Ángel Acebes se han mostrado otros compañeros suyos como José María Michavila o Manuel Pizarro.

Ambos son dos ejemplos de diputados pluriempleados pero, a diferencia de Acebes, no se ocultan tras su silencio. Michavila defendió sin complejos sus actividades privadas porque, según destacó, «es bueno saber lo que pasa en la calle». Lo propio hizo Pizarro, quien preguntado sobre la misma cuestión, respondió: «La gente, cuanto más trabaje, mejor». Al menos 50 parlamentarios, de todos los partidos, comparten sus opiniones pues disfrutan de altas remuneraciones al margen de la nómina del Congreso.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído