El juez Garzón reta a la Fiscalía y al TSJM acusando a Bárcenas y Galeote

El juez Garzón reta a la Fiscalía y al TSJM acusando a Bárcenas y Galeote

(PD).- Un día ha tardado el juez Garzón en responder a la Fiscalía aportando pruebas recogidas a toda prisa por la UDEF –cuyo superior jerárquico compartió mesa y mantel con Garzón– contra Bárcenas y Galeote en su insistencia por llevar el caso al Supremo.

Baltasar Garzón acusa al tesorero del PP y senador, Luis Bárcenas, de recibir 1.353.000 euros de la organización corrupta liderada por el engominado Correa. En el auto por el que remite la causa al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, el juez ambién acusa al eurodiputado popular Gerardo Galeote de recibir 652.000. Barcenas ha anunciado que se querellará contra el magistrado, a quien considera malintencionado y prevaricador.

Bárcenas ha encargado a sus abogados que presenten una querella criminal contra el juez y el PP ha criticado que el juez «haya utilizado de nuevo una resolución para tratar de incriminar a Bárcenas y Galeote, desatendiendo los informes del Ministerio Fiscal y a sabiendas de su carácter de aforados ante el Tribunal Supremo».

El hasta ahora tesorero del PP ya había dirigido escritos de queja contra Garzón, tanto al Consejo General del Poder Judicial como a la Fiscalía al verse implicado en varias informaciones periodísticas con el ‘caso Gürtel’, pese a haberse declarado el secreto de sumario.

¿QUÉ DEBE DE HACER EL PP CON BARCENAS?

Barcenas niega la mayor y está en su derecho de qwuerellarse con Garzón, que es cualquier cosa menos imparcial, pero lo lógico sería que dejara sus responsabilidades como tesorero, mientras la investigación no esté resuelta, para liberar al PP de un proceso que salpica a la imagen de honorabilidad de toda la organización.

Pero si él no decide dar el paso, la dirección del partido debería apartarlo, en lugar de seguir cerrando filas. El de tesorero no es un puesto cualquiera: se trata de un cargo en el que no basta con ser honrado; es obligado parecerlo.

LAS PREVENCIONES DE LA FISCALÍA

El día 30 de marzo la Fiscalía Anticorrupción volvía a contestar a Garzón que los indicios contra Luis Bárcenas y Gerardo Galeote no eran suficientes como para comprometer el interés del Tribunal Supremo y le pedía claramente que soltara de una vez el caso a favor de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y Valencia.

En su dictamen, la Fiscalía decía a Garzón que, no obstante, si tras remitirlo a dichas instancias pudiera probar indicios contra aforados nacionales se lo hiciera saber al propio TSJM para que éste valorara si procede elevarlo al Supremo como pretende insistentemente Garzón. Veinticuatro horas después, el juez ha remitido esos datos.

Para ello, se ha servido de nuevos informes de la UDEF, unidad policial de la que es superior jerárquico el comisario general de la Policía Judicial, Juan Antonio García, precisamente el policía que se unió a la cena posterior a la cacería que celebraron en Torres (Jaén) el propio Garzón y el entonces ministro de Justicia Mariano Fernández Bermejo.

Sobre la solidez de las pruebas que en un día han llegado como respuesta a la Fiscalía tendrá que pronunciarse el TSJM pero sorprende encontrar, por ejemplo, que cuando se refiere a Gerardo Galeote Quecedo comienza diciendo Garzón que «podría haber estado vinculado con la trama de empresas investigadas, según los datos aportados por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF)».

Esta suposición no le impide al juez citar incluso a su esposa en el auto.

Cobros millonarios

Tras haber hallado indicios de delito en tres diputados autonómicos, el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid asumió este martes el caso Correa, que deja de ser así el caso de Garzón. Aunque el PP recusó hace años al juez que ahora instruirá el asunto, Antonio Pedreira, por haber sido designado por la Asamblea de Madrid cuando gobernaba el PSOE, qué duda cabe de que con Garzón apartado de la investigación las garantías de imparcialidad serán mayores.

En un auto notificado este martes, del que ha sido ponente el propio presidente del TSJM, Javier Vieira Morante, se pide al titular del Juzgado Central de Instrucción número 5 que «cese en cualquier actividad instructora» en el momento en el que se le comunique esta decisión, y que le remita la «totalidad» de las actuaciones realizadas hasta el momento.

Esta petición se realiza sin perjuicio de lo que diga en su día el Tribunal Superior de Valencia, en favor del cual se inhibió Garzón respecto de los indicios encontrados contra el presidente de dicha comunidad, Francisco Camps y del secretario general del PP de Valencia y diputado en dicha comunidad, Ricardo Costa.

En el caso de que el alto tribunal valenciano aceptara su competencia, «podría producirse una concurrencia con esta Sala», señala el TSJM, «cuya resolución debe anticiparse cuanto antes».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído