Solbes se burla de la crisis con su descomunal séquito de ayudantes

Solbes se burla de la crisis con su descomunal séquito de ayudantes

(PD).- Cada dos por tres se rumorea que el vicepresidente económico se ha quedado más solo que la una. Será en el Consejo de Ministros, porque precisamente solo no está, al menos físicamente hablando. Solbes es la punta de un descomunal iceberg económico que, aunque no consigue paliar los efectos de la crisis, sí consume importantes recursos de las arcas públicas.

En los servicios centrales del Ministerio de Economía y Hacienda trabajan nada menos que 5.190 personas (divididas en 4.508 funcionarios y 682 adscritos al régimen de personal laboral). Son datos proporcionados por el propio Gobierno al diputado popular Rafael Merino para saciar su curiosidad y que a su vez ponen sobre la mesa el gigantesco organigrama de un Ministerio que no termina de dar con las teclas adecuadas para reconducir la situación por la que atraviesa el país, según escribe Ángel Tejedor en El Semanal Digital.

Para hacerse una idea, la diferencia con el Ministerio de la Presidencia es abismal. Se habla habitualmente de las 644 personas que trabajan directamente para Zapatero (16 altos cargos, 336 funcionarios, 192 empleados con contrato eventual y 100 laborales fijos), pero poco se sabe de la gran pirámide que tiene el ministro de Economía bajo sus pies y que supone ocho veces más.

Empezando por su Gabinete personal (formado por un director, una directora de Información y seis asesores); siguiendo por las dos secretarías de Estado de Economía, y Hacienda y Presupuestos (cada una con sus respectivos gabinetes); más la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos, la Agencia Estatal de Administración Tributaria, la Comisión Nacional de la Competencia, el Instituto de Crédito Oficial, Loterías y Apuestas del Estado…

Pero eso no es todo. Porque todos estos organismos tienen ramificaciones regionales y provinciales, y eso supone otro buen pico. A las 5.190 personas que trabajan en los servicios centrales del Ministerio de Economía y Hacienda hay que sumar otras 5.517 repartidas en los servicios territoriales de toda España. Casi un millar en Andalucía, medio millar en la Comunidad Valenciana, más de 750 en Castilla y León… Entre unas cosas y otras hacen 10.707 trabajadores cuyo responsable último es Solbes, que a pesar de tener tantas manos a su cargo no logra enderezar el rumbo del barco. Un número «suficiente para poder atender razonablemente el ejercicio de las competencias que tiene asignadas» Economía, según figura en la documentación remitida por el Ministerio al diputado popular.

Eso sí, quien no se consuela es porque no quiere. Añade el Ministerio que, aunque él solo pague 10.707 nóminas con el dinero de los contribuyentes, al menos no son contratos basura: la tasa de temporalidad es «muy reducida», inferior al 1%. Al menos Solbes predica con el ejemplo de que los contratos temporales no son buenos para el trabajador.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído