La foto que Soraya mira cuando está de ‘bajón’

La foto que Soraya mira cuando está de 'bajón'

(PD).- Soraya Sáenz de Santamaría fue nombrada portavoz del Grupo Parlamentario Popular en medio de la gran trifulca precongresual y le llovieron chuzos de punta, desde las bancadas de los propios. Con tesón, horas de trabajo, y sorteando más de un obstáculo, se ha ganado el respeto dentro y fuera del PP. Socarrona, testaruda y revoltosa, su imagen es la de una mujer seria y de su tiempo, con un sólido currículo de abogada del Estado.

Sáenz de Santamaría es además el azote de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, en las sesiones de control al Gobierno. Ciertamente, le ha tomado la medida a la «número dos» y logra presentarse frente a ella como símbolo de un relevo generacional que se siente cómodo en su papel. Ahora es una mujer de armas tomar la que critica a la vicepresidenta, a la que no valen nada los manidos argumentos de machista y radical que utilizaba contra Eduardo Zaplana. Se acabó aquel victimismo de Fernández de la Vega y Sáenz de Santamaría se «desayuna» a su contrincante.

Soraya Sáenz de Santamaría ha llegado hasta aquí habiendo cumplido con sus obligaciones. Eso sí, su posado con vestido negro, descalza y un peinado bastante sugerente, para el Magazine de El Mundo, al que siguieron unas atractivas fotos en la revista Elle, rompió los esquemas de más de uno/a.

Y, sin embargo, la instantánea de referencia para la portavoz del Grupo Parlamentaria Popular es otra bien distinta. En la estantería de su despacho en la Carrera de San Jerónimo conserva un recuerdo de las horas difíciles que, según confirman a Garganta Profunda de El Semanal Digital, le sirve de estímulo. Es una fotografía en la que posa ante los escaños de su bancada y que un rotativo de tirada nacional publicó al poco de su nombramiento bajo la leyenda: «¿Aguantará?» La imagen llamó la atención durante una entrevista el pasado fin de semana de la periodista del diario La Vanguardia, Carmen del Riego.

«La guarda para recordar lo que ha tenido que pasar y que sólo el trabajo y no arredrarse ha hecho que soporte», comentaba Del Riego. Ocurre que en esa foto también reparó en otra entrevista en septiembre de 2008 la jefa de nacional de la agencia Colpisa, Magis Iglesias. El caso es que, aunque la recibieron de uñas, le va dando a la Legislatura otro estilo. Soraya Sáenz de Santamaría le echa ganas para dar en las narices a quienes precisamente pensaron que no aguantaría.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído