Baile de apuestas por las cabezas ministeriales que serán segadas

Baile de apuestas por las cabezas ministeriales que serán segadas

(PD).- «Fuentes del Ejecutivo apuntan a la desaparición de los ministerios de Vivienda y Cultura y a una reorganización competencial que dejaría muy mermado al de Ciencia». Una nueva filtración a El País incide en el esperado cambio de ministros, el que ya se conoce como «Gobierno para la crisis de ZP». ABC apuesta por la desaparición de Administraciones Públicas y otras remodelaciones. Lo que se da por seguro es que el organigrama que ZP creó hace solamente un año «salta por los aires.»

Es de nuevo el diario de PRISA el que se hace eco de más filtraciones. Los criterios que maneja el presidente para su nuevo Gobierno son los de coordinación y eficacia para hacer frente al deterioro de la economía. La idea con la que trabaja Zapatero con sus colaboradores más cercanos es sumar una vicepresidencia más a las dos actuales, pero aligerando el Gobierno por otro lado para que no aumente el aparato gubernamental. Fuentes del Ejecutivo apuntan a la desaparición de los ministerios de Vivienda y Cultura y a una reorganización competencial que dejaría muy mermado al de Ciencia.

Según Anabel Díez y Luis R. Aizpeolea, de las tres vicepresidencias -Presidencia, Económica y Territorial, que dependerían de María Teresa Fernández de la Vega, probablemente Elena Salgado (ahora en Administraciones Públicas) y Manuel Chaves, respectivamente- colgarán todos los ministerios, que responderán a un organigrama nuevo.

Zapatero está meditando reconsiderar parte de la estructura que diseñó hace un año, ya que algunas de las propuestas, como separar Universidades de Educación, no han dado el resultado previsto. El esquema que ideó, formando un equipo en el que intercaló renovación generacional con veteranía y con muchas carteras de nueva creación, «ha saltado por los aires», señalan los interlocutores consultados.

¿ADIÓS AL MINISTERIO DE ADMINISTRACIONES PÚBLICAS?

El dario ABC también hace su propia quiniela sobre la remodelación de Gobierno. Según el dario de Vocento, de los catorce ministerios actuales podrían pasar a diez.

Para empezar, la llegada de Manuel Chaves a una vicepresidencia que controle la política autonómica implica la probable desaparición del actual Ministerio de Administraciones Públicas, ya barajada por el presidente del Gobierno hace un año, asegura ABC.

El departamento que hasta ahora ocupa Elena Salgado tiene dos patas, la política autonómica, y la funcionarial. La primera iría a manos de Chaves y la segunda quedaría subsumida en el Ministerio de la Presidencia que ahora detenta la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega. Precisamente, algunas fuentes socialistas daban el domingo como segura su continuidad, pero otras sostienen que crear tres vicepresidencias cuando se reducen los ministerios crea una contradicción en el discurso que se pretende trasladar al ciudadano. Si finalmente Chaves asumiera la vicepresidencia «política», el Ministerio de la Presidencia, que Zapatero barajó en 2008, también sería viable.

Otro movimiento que se apunta como probable, dentro de la óptica del recorte de gasto, es volver a unificar Cultura con el Ministerio de Educación. A este respecto, el titular de Cultura, César Antonio Molina, dijo ayer en El Cairo (Egipto), que le queda «mucho» por hacer tanto «dentro como fuera del Ministerio».

Por su parte, la ministra de Educación, Política Social y Deporte, Mercedes Cabrera, no quiso opinar sobre una competencia exclusiva del presidente del Gobierno. Su departamento es el que más rumorología acaparó, no sólo por la supuesta unificación de Cultura, sino porque, en la hipótesis de la desaparición del Ministerio de Ciencia e Innovación, el I+D+i volvería a Industria y la Secretaría de Estado de Universidades volvería al Ministerio de Educación.
Ello dibuja un macroministerio para Mercedes Cabrera o para su sucesor, salvo que las Políticas Sociales salgan del departamento y se subsuman en el Ministerio de Trabajo. Ayer circuló por unas horas la especie de que la titular de Igualdad, Bibiana Aído, podría ser la nueva ministra de Trabajo, pero fuentes cercanas a ella dieron poca credibilidad a la información.

En el área económica, fuentes socialistas creen que la desaparición del Ministerio de la Vivienda es más que probable. La titular, Beatriz Corredor, como le pasó a su antecesora, María Antonia Trujillo, no ha logrado «visibilizar» sus políticas, muy hipotecadas porque el grueso de las competencias está en manos de las autonomías. Si desapareciera Vivienda, la incógnita es si la absorbería la Vicepresidencia económica que el presidente del Gobierno va a crear para Elena Salgado o volvería a Fomento.

En este caso, el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, asumiría un nuevo Ministerio de Fomento y Vivienda, tendría que «vender» el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 con el que el Gobierno quiere reactivar el sector de la construcción. Ese plan y el Fondo estatal de inversión local o «Plan E», en el que el Ejecutivo ha invertido 8.000 millones y con el que quiere crear 270.000 empleos, son la «joya de la corona», que el PSOE quiere rentabilizar políticamente.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído