Las monterías «gratis total» del director del CNI

Las monterías "gratis total" del director del CNI

(PD).- Las carísimas cacerías a cuenta del contribuyente hacen furor en el Gobierno ZP. Desde aquella montería que le costó su puesto al ex ministro Bermejo, ahora se sabe que el actual director del CNI, Alberto Saiz, también es adicto a estas onerosas aficiones. Cada vez que viaja al extranjero con motivo de un encuentro o jornadas de trabajo relacionadas con los servicios secretos se lleva su escopeta o rifle y aprovecha para pasar unas jornadas de caza a cuenta del erario público: gratis total.

«El CNI nunca ha estado peor. Ni más desmotivado, ni más desmoralizado el personal. Alberto Saiz manda inquisitoriamente. A los altos cargos los cambia continuamente. Lleva tres secretarias generales y tres directores de Inteligencia en menos de 5 años. Es el peor que hemos tenido y se está aprovechando del Centro y de sus presupuestos en su propio beneficio».

Estas son algunas de las críticas que varios directivos y altos cargos del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) hacen sobre su director según publica El Mundo, días antes de que Alberto Saiz opte a su renovación o cese al frente de los servicios de inteligencia españoles.

Algunos de los agentes del CNI, cansados de hacer de secretarios de caza, porteadores y ojeadores del director, se han puesto en contacto con este periódico para denunciar las arbitrariedades y presuntos abusos cometidos por Alberto Saiz desde que fue nombrado director de los servicios secretos, en abril de 2004. El primer comentario interno surgió de la antena del CNI en Mali.

Los agentes que operan en aquel país africano como agregados de la embajada tuvieron que preparar para Alberto Saiz, en abril de 2008, dos noches de caza porque el director del CNI quería abatir una de las piezas más codiciadas en aquella región: el phacochoerus africanus, más conocido como facocero o cerdo africano.

La pesca submarina del director del CNI también ha ocasionado enfrentamientos y destituciones dentro del Centro. En 2005, Alberto Saiz solicitó a uno de los jefes técnicos de los servicios secretos que le proporcionara unas balizas especiales para su barco. La respuesta del técnico fue: «Ese material es de uso interno y exclusivo del Centro». A los pocos meses el jefe técnico fue cesado y trasladado fuera de España, a una embajada de la Unión Europea.

Los gastos del director del CNI, desde su llegada al cargo en abril de 2004, han sido calificados por algunos de sus más directos colaboradores como «superfluos y exagerados». «Primero remodeló el despacho, después mandó adquirir un nuevo vehículo BMW blindado y más tarde hubo que comprar un Volkswagen Touareg, un todo terreno, para que el señor director pudiera ir a cazar y no se cargara los coches del Centro por esos caminos y veredas», afirma un jefe del CNI que fue miembro del Gabinete del director y que ahora está en una embajada como consecuencia de las discrepancias que mantuvo con Saiz.

Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído