El chorizo de UGT

El chorizo de UGT

Enrique de Diego.- Fue un momento de sensaciones inenarrables. Toda una vida de expoliación, toda una vida obligado a sufragar todos los sindicatos sin quererlo, toda una vida contribuyendo a la corrupción institucional de la formación continua, toda una vida asistiendo a esas salvajadas de los piquetes…y era una gozada caminar hacia esa sede-palacio de UGT para poner una ristra de chorizo picante de León en la puerta.

Era una protesta gráfica, era demostrar que no tenemos miedo. Estoy seguro de que a todos y cada uno de los asistentes les hubiera gustado poner el chorizo en la puerta de UGT, después de haber gritado ‘chorizos’, ‘ladrones’ y chupópteros’ por las calles de Madrid, pero me ha tocado a mí en representación de todos y estoy sumamente contento.

He de reconocer que, por ese factor de exorcizar el miedo nacional a estos sindicatos que expolian a los trabajadores, me ha dado mucho más placer depositar el chorizo en la puerta de UGT que en la de la CEOE, aunque en la patronal era igualmente merecido el símbolo.

Si los sindicatos van contra los trabajadores –objetivamente, al estar subvencionados son un lobby de los liberados, ningún interés tienen en defender al trabajador, cuanto más paro haya más dinero sacan con los ERES-, la patronal va contra los empresarios, porque una patronal subvencionada es una contradicción absoluta, es un ridículo y, al tiempo, un lobby de las cúpulas para conseguir cuantiosos créditos blandos, como el presidente de la patronal, mientras las pequeñas y medianas empresas se encuentran con todas las puertas cerradas.

Se trataba de mostrar que la sociedad civil está harta de esas patrañas de los agentes sociales, que, en realidad, no son otra cosa que parásitos sociales. Que sabemos que nos están chupando la sangre y expoliándonos el dinero.

Gracias a todo por la asistencia, por el coraje, por el cariño. Gracias especiales a cuantos habéis venido de fuera. Ya vamos formando un grupo compacto, ya nos vamos conociendo de las movilizaciones, ya hay un flujo de fraternidad interna forjado en la lucha en esta España a la que la casta parasitaria –y los parásitos fiscales- está llevando a la ruina.

Os aseguro que ha sido un momento emocionante –y quiero compartirlo con todos vosotros- cuando he colgado de la puerta de UGT el exquisito chorizo picante de León.

MÁS INFORMACIÓN EN LA WEB DE LA PLATAFORMA DE LAS CLASES MEDIAS

FOTOS BLOG ES LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN, IDIOTAS

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA
Autor

Luis Balcarce

Desde 2007 es Jefe de Redacción de Periodista Digital, uno de los diez digitales más leídos de España.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído