Otro instrucción «escasamente modélica» de Garzón: 10 islamistas absueltos

(PD).- Otro cucazo por sus nefastas instrucciones de la Sala de la Audiencia Nacional. Las deficiencias de una instrucción «escasamente modélica» les ha forzado a absolver a diez de los catorce procesados por la «operación Tigris», acusados de enviar muyahidines a Irak y de prestar apoyo a cinco de los huidos del 11-M (Mohamed Alfalah, Mohamed Belhadj, Daoud Ouhanne, Said Berraj, Otman el Mouhib y Abdellilah Hriz). La instrucción la dirigió Garzón.

El tribunal ha anulado una de las pruebas «clave» esgrimidas por la Fiscalía, la intervención de los correos eléctrónicos efectuada durante la investigación, dirigida entonces por Baltasar Garzón, por carecer de autorización judicial. La Sala –integrada por los magistrados Fernando García Nicolás, José Ricardo de Prada, que firma un voto particular, y Enrique López– califica esa actuación de «ilegal» al suponer una «injerencia en el derecho al secreto de las comunicaciones», según informa La Razón.

Del mismo modo, el tribunal asegura que el hecho de que el secreto de sumario se prolongase durante casi tres años (prácticamente toda la investigación) es «muy difícil de justificar» y merecedor de que la instrucción se tilde de «escasamente modélica», teniendo en cuenta su duración y el prolongadísimo mantenimiento del secreto sumarial.

Pero de la resolución judicial no sólo salen mal parados los jueces que dirigieron la instrucción del caso –además de Garzón, Fernando Grande-Marlaska– sino también la Fiscalía, a quien la Sala reprocha que no haya aportado «pruebas relevantes» para acreditar la pertenencia de los absueltos a una red islamista radical dedicada a enviar terroristas suicidas a Irak, limitándose a apoyarse «únicamente» en informes policiales.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído