El apestoso nepotismo del ‘virrey’ Chaves y su familia

El apestoso nepotismo del 'virrey' Chaves y su familia

(PD).- En esta ocasión se trata de dos hermanos del que ha sido durante décadas presidente de la Junta de Andalucía. El caso Climo Cubierta, que en su día fue archivado por la Justicia- puede sufrir un giro inesperado que acabe reabriendo en la esfera política o incluso en la judicial aquel viejo escándalo de nepotismo. Sale ahora a la luz que un Chaves engañó a la Junta al recibir ayudas de otro Chaves. Líos de familia pagados con dinero público. (Fotografía de el diario El Mundo)

Hace casi tres años, se exculpó al ahora ex director general de Tecnología e Infraestructuras Deportivas de la Junta de Andalucía, Leonardo Chaves, de haber incumplido la Ley andaluza de Incompatibilidades de Altos Cargos pese a no inhibirse en la adjudicación a dedo de un contrato a favor de la empresa Climo Cubierta, en la que trabajaba como asesor el primogénito de los Chaves (Antonio José).

La norma que habría violado Leonardo es la misma que Manuel Chaves pudo vulnerar al aprobar en el Consejo de Gobierno del pasado 20 de enero la ratificación del incentivo a Minas de Aguas Teñidas (Matsa), la sociedad en la que está apoderada su hija, tal y como informa Manuel María Becerro en El Mundo.

Después del verano de 2006, tanto la Junta como la Fiscalía dieron carpetazo a la polémica aduciendo que el mayor de los hermanos de Manuel Chaves, ahora ministro de Cooperación Territorial, no era ni accionista ni apoderado de Climo Cubierta cuando se anunció, tramitó y adjudicó el contrato (en 2005). Para entonces, Antonio José Chaves había quedado disminuido a la categoría de mero asesor externo de la sociedad al haberse desprendido de sus títulos y habérsele retirado todos sus poderes el 7 de mayo de 2004, tan sólo 11 días antes de que en el BOJA se publicara el nombramiento de Leonardo Chaves como director general de Infraestructuras Deportivas.

Sin embargo, el diario El Mundo tiene en sus manos un documento que lo desmiente. En realidad el mayor de los hermanos Chaves no dejó de ejercer como apoderado de Climo Cubierta en mayo de 2004. Durante 2005 mantuvo de facto responsabilidades de dirección y administración en la sociedad, lo que abonaría la tesis de que su condición de asesor externo de Climo Cubierta que simplemente realizaba «trabajos técnicos puntuales» no era más que una pantalla jurídica para poder seguir facturando sin ningún inconveniente legal a través de la dirección general que ocupaba ya su hermano Leonardo en la Consejería de Turismo, Comercio y Deportes.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído