El Congreso aprueba mandar a su casa a las ministras Aído, Sinde y Corredor

(PD).- ¿Cuánto podrían ahorrarse las arcas públicas si se suprimieran los ministerios de Vivienda, Cultura e Igualdad? En un año 2.611,9 millones de euros, que son la friolera de 434.583 millones de pesetas. Una cifra nada despreciable teniendo en cuenta la grave crisis económica por la que atraviesa España. Esa cantidad suman las partidas asignadas por los Presupuestos Generales del Estado de este 2009 a los ministerios de Beatriz Corredor (1.608 millones de euros); Ángeles González Sinde (922,9 millones); y Bibiana Aído (81 millones).

No es una idea descabellada. Al menos no para los partidos de la oposición parlamentaria. Este martes por la tarde el Gobierno se llevó un buen revolcón en el Congreso: el Pleno aprobó, con la sola oposición del PSOE (que sumó 170 votos, frente a los 173 del resto, salvo IU-ICV, cuyos dos diputados se abstuvieron) una moción de ERC para suprimir esos tres ministerios, según publica El Semanal Digital.

El argumento de sus autores se basaba en que la mayoría de las competencias de las tres carteras están transferidas a las comunidades autónomas, y que por tanto suponen un gasto innecesario. Proponen que las actuales atribuciones de Cultura pasen a ser asumidas por Educación; las de Vivienda por Fomento; y las de Igualdad por Sanidad y Asuntos Sociales.

Los socialistas intentaron hasta la hora crítica evitar el golpe. Primero trataron de convencer a ERC para llegar a un acuerdo del que el Ejecutivo no saliera trasquilado, pero pincharon en hueso. Así que después José Antonio Alonso y su número dos, Eduardo Madina, maniobraron para reunir los apoyos suficientes para frenar en seco la propuesta en la votación. Pero tampoco tuvieron suerte: durante el debate, los portavoces de todos los partidos -salvo el del PSOE- anunciaron su visto bueno a la moción de los independentistas catalanes.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído