El jefe de los espías ocultó a Chacón la dimisión de la cúpula antiterrorista del CNI

El jefe de los espías ocultó a Chacón la dimisión de la cúpula antiterrorista del CNI

(PD).- Sigue el escándalo por la gestión de Alberto Saiz al frente de los servicios de inteligencia. Tras sus excursiones de caza y pesca, su peculiar uso de algunos recursos y la contratación de familiares y amigos,este viernes el diario de Pedrojota Ramírez desvela que ocultó a la ministra de Defensa la dimisión de directivos clave en la lucha antiterrorista.

El escándalo le salpica ya a Chacón, que últimamente no está fina. «Tenemos un problema interno». Ésas fueron las palabras que pronunció en el Congreso Alberto Saiz, director del CNI, cuando el pasado 20 de mayo intentó explicar a los diputados qué es lo que ocurría en los servicios secretos. Y era verdad. Sobre su mesa había una carta de dimisión del subdirector de Contraterrorismo del CNI por «desavenencias con la actual dirección del servicio de Inteligencia». Pero ésa no fue la única dimisión por esas fechas dentro de ese Área.

El segundo del subdirector de Contraterrorismo, que se encargaba de la División en la lucha contra ETA, también había anunciado su renuncia. A esas dos, se unió una tercera, la del jefe de Departamento anti ETA. La titular de Defensa, Carme Chacón, no había sido informada de ninguna de esas dimisiones. Saiz no explicó en la Cámara ninguno de esos «problemas internos», pero tampoco a su ministra, según informa El Mundo.

Chacón se enteró de la dimisión del subdirector de Contraterrorismo del CNI, cuyas iniciales son A. T. , el 24 de mayo a través de Europa Press. Con tal motivo, la ministra envió un escrito a Alberto Saiz conminándole a que se personara en su despacho para informarle de las dimisiones que se habían producido en los servicios secretos. Cuando Chacón cursó ese escrito al director del Centro, todavía no sabía nada de la dimisión del jefe de Área, cuyas iniciales son I. P. , y tampoco de la del jefe de Departamento, R. S.

La situación interna en el Centro Nacional de Inteligencia, y especialmente en la lucha contraterrorista, según los directivos del Centro, es muy delicada porque a la dimisión de los tres anteriores ahora se ha unido una más. Alberto Saiz le ha abierto un expediente informativo al representante de los servicios secretos en el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA). Ese Centro Antiterrorista se creó en mayo de 2004, tras los atentados del 11-M, y se encarga, fundamentalmente, de «analizar y valorar toda la información de la que se disponga en materia de terrorismo».

El ya ex representante de los espías en el CNCA ha sido apartado de todas las labores anti ETA, se le ha designado un puesto burocrático y a finales del mes de mayo nombraron en su puesto a otro miembro de los servicios secretos sin experiencia. Hay que recordar que esta escalada de dimisiones y de sustituciones arranca en junio de 2008. En esa fecha, Saiz cesó al director de Inteligencia y en su lugar nombró al coronel Agustín Casinello, hasta entonces destinado en la embajada de Londres.

GRAN SELECCIÓN DE OFERTAS MULTI-TIENDA

GELES DESINFECTANTES

ACTUALIZACIÓN CONTINUA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído