Elena Salgado, una ‘pija’ que gasta aún más que De la Vega en vestuario

Elena Salgado, una 'pija' que gasta aún más que De la Vega en vestuario

(PD).- Cada vestido de gala que luce Elena Salgado -la inmensa mayoría de Juanjo Olivacuesta unos 4.000 euros; mil y pico cada traje de chaqueta perfectamente cortado de Alfredo Villalba, de los que tiene decenas. Aunque más elegante y discreta que otras, ¿puede o debe una ministra de Economía llevar vestidos de 4.000 euros cuando estamos al borde de los cinco millones de parados?

Acaba de aprobar una subida de impuestos que amenaza con ser de aúpa, de reconocer que el empleo tardará en crecer, de protagonizar las peores cifras de la historia económica reciente, pero si los españoles no compramos ni en las rebajas adelantadas del 70% y frecuentamos Zara, doña Elena no se ha bajado un peldaño a la hora de vestir, según publica el semanario Época.

Está claro que gana en estilo y elegancia a María Teresa, pero más claro está aún que gasta el triple; nadie da duros a pesetas. Hace muchos, muchos años que la ministra de Economía y ahora también vicepresidenta eligió al diseñador Alfredo Villalba para sus infinitos tailleurs de día.

Este modista que jamás desfila ni muestra la cara lleva más de 30 años instalado en una pequeña tienda de la calle Serrano, pegado a la milla de oro. Su estilo es inconfundible: tejidos de alta calidad, corte clásico, chaquetas con solapas estrechas y alargadas, entalladas y cortas.

“Hace años que es clienta habitual de Alfredo Villalba; se nota por el trato, y allí me la he encontrado muchas veces -porque le encanta esta tiendaprobándose ropa e incluso arreglándose chaquetas de temporadas anteriores”, cuenta Pilar Blanco, jefa de producción de Intereconomía Radio y Televisión.

“Prácticamente todos los trajes de chaqueta con los que la vemos en los medios son de Villalba. Y los tiene por decenas, a unos mil y pico euros cada uno, en tonos pastel, verdes, fucsias, negros, tostados; vamos, de todos los colores. Nunca estampados. El estilo de Villalba no es nada fashionista. Es un clásico renovado y retocado de refinado corte y patronaje que nunca llevarían una Alborch, Carmen Calvo o Trinidad Jiménez».

Para la noche y gala la ministra tira de talonario y de diseñador más caro aún: Juanjo Oliva, del que sólo podemos hacer crítica positiva. Estudió diseño de moda en Madrid y la Parson’s
School de Nueva York y enseguida coordinó desfiles para Helena Rohner, Sybilla y Amaya Arzuaga.

LEA LA INFORMACIÓN COMPLETA EN ÉPOCA

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído