El ladrillazo de Garzón que no fue

El ladrillazo de Garzón que no fue

(CONFIDENCIAL PD).- Garzón intentó construirse su propio cortijo en el parque natural de Sierra Mágina, en Jaén, pero se ha tenido que frenar. El magistrado ha reducido el tamaño de la finca de los 120 metros cuadrados a sólo ochenta.

Está situado en Torres, el municipio jienense donde nació y que se hizo famoso por las cacerías que compartió con el defenestrado Bermejo, pegado al Parque Natural de la Sierra Mágina. Allí reside la familia materna del juez estrella de la Audiencia Nacional y donde su tío ejerció como comisario durante la Guerra Civil.

Nos cuentan que Garzón quería construirse su finca en el mismo pueblo donde su tío, «su héroe infantil y juvenil» como explicaba en su libro, le contaba batallitas de los duros años de la posguerra. En un principio habían sido 120 metros cuadrados, pero se ha tenido que conformar con 80 ya que invadía el Parque Natural. En el pueblo aseguran que ahora está «todo en orden», pero no dejan de vigilar los pasos del magistrado.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído