Una diputada del PSOE sermonea a Reverte por llamar «gentuza» a los políticos

(PD).- Mal ha encajado Teresa Cunillera, que ocupa la vicepresidencia del Congreso de los Diputados, una crítica del escritor Pérez Reverte a los políticos. La socialista ha dedicado una airada carta al Director dirigida a Arturo Pérez Reverte, que escribió un texto muy crítico con los parlamentarios. Le pide «más reflexión» y «menos exabruptos».

La carta al director está recogida en XL Semanal, el suplemento dominical de ABC que también publica los artículos de Arturo Pérez Reverte. Hace unas semanas, el escritor y académico se refirió a los diputados en un texto titulado «Esa gentuza» en el que cargaba con sus «maneras» de «nuevos ricos» y, sobre todo, con su abultado sueldo.

El escritor opinaba que «siempre hay justos en Sodoma» pero no ahorraba críticas para los parlamentarios, de los que decía que algunos no habían «trabajado en su vida». Recordaba, además, que juntos «se habían trajinado» cobrar la máxima pensión pública «tras sólo siete años en el escaño».

Algún día, si tengo la cabeza lo bastante fría, les detallaré a ustedes cómo se lo montan. Cómo y dónde comen y a costa de quién. Cómo se reparten las dietas, los privilegios y los coches oficiales. Cómo organizan entre ellos, en comisiones y visitas institucionales que a nadie importan una mierda, descarados e inútiles viajes turísticos que pagan los contribuyentes. Cómo se han trajinado –ahí no hay discrepancias ideológicas– el privilegio de cobrar la máxima pensión pública de jubilación tras sólo 7 años en el escaño, frente a los 35 de trabajo honrado que necesita un ciudadano común. Cómo quienes llegan a ministros tendrán, al jubilarse, sólidas pensiones compatibles con cualquier trabajo público o privado, pensiones vitalicias cuando lleguen a la edad de jubilación forzosa, e indemnizaciones mensuales del 100% de su salario al cesar en el cargo, cobradas completas y sin hacer cola en ventanillas, desde el primer día.

Este domingo, la revista ha incluido la respuesta de una indignada Teresa Cunillera. La diputada y vicepresidenta del Congreso dice que el «sentimiento» del que habla el escritor se traduce en «insulto y desprecio a los diputados» y le acusa de un «desconocimiento supino de lo que supone el trabajo y la dedicación de los parlamentarios españoles».

«Tenga cuidado cuando quiera ciscarse en la p… madre de alguien, no vaya a ser que sea un ciudadano que no sea parlamentario y se lo tome con menos paciencia y resignación».

Apunta Cunillera que artículos como este se hacen «cuando a lo peor no tienen ideas mejores sobre las que escribir» y se acude al «recurso fácil de meterse con los políticos». Y añade que le dice todo esto «desde la razón», porque espera «más de quien como escritor nos ha dado grandes momentos de lectura».

La diputada le pide «más reflexión, más crítica serena y razonada y menos exabruptos» y le pregunta cuál es su «fórmula», si pretende que se «vayan» todos esos parlamentarios a los que critica. Termina Cunillera solicitándole «rigor y educación».

«No me atrevería a pedirle respeto».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído