De nuevo el debate sobre las casas-cuartel: «¿Qué culpa tienen la mujer e hijos de un guardia civil?»

De nuevo el debate sobre las casas-cuartel: "¿Qué culpa tienen la mujer e hijos de un guardia civil?"

(PD).- Una furgoneta bomba ha hecho volar por los aires la casa-cuartel que la Guardia Civil tiene en Burgos. «Gracias a Dios» el atentado de ETA no ha dejado víctimas mortales -«un milagro»-, aunque sí decenas de heridos, muchos de ellos mujeres y niños. Con la memoria siempre puesta en el terrible bombazo de la casa-cuartel de Zaragoza, que dejó 12 víctimas, José Manuel García, portavoz de la Unión de Guardias Civiles, no esconde que el debate interno en el Cuerpo es constante: «Parece que a los agentes les va el riesgo en el sueldo pero, ¿a la mujer y los hijos?»

Un nuevo zarpazo de ETA a la Guardia Civil…

Así es. Gracias a Dios no tenemos que lamentar víctimas mortales, y eso que entre los heridos hay hasta niños.

Chaves ha sido contundente. Ha dicho que ETA no ha pensado en mujeres, embarazadas, en niños, en personas…

Coincidimos con el mensaje del vicepresidente tercero. Si ha sido ETA –todavía es presunto-, lo único que tenemos que decir es lo de siempre, que esta gente se tienen que pudrir en la cárcel. No tienen otra salida que acogerse a la Constitución y al Estado de Derecho y, si quieren participar en las elecciones, lo que tienen que hacer es dejar de asesinar y someterse a la legalidad vigente. Además, tienen que no sólo lamentar sino condenar cualquier idea que se defienda desde la violencia. Como dijo Juan Pablo II, las ideas hay que proponerlas, no imponerlas.

¿Cuál es, entonces, la postura de su asociación?

Por resumir: condenamos el atentado; a la vez que mostramos satisfacción porque dentro de la gravedad no ha habido víctimas mortales, sólo heridos leves, de momento, y, para acabar, aunque a veces somos muy críticos con el Gobierno, mostrar nuestra conformidad con lo manifestado hasta este momento.

Y piden ustedes que cumplan las penas íntegras los que han cometido la tropelía…

Eso es repetido. Lo hacemos después de cada atentado.

Viendo las imágenes, ¿no le parece milagroso que no haya habido víctimas mortales?

Se ha caído, prácticamente, toda una fachada de catorce plantas. También ha influido que haya un tanto por ciento alto de la plantilla de ese acuartelamiento que está de vacaciones.

Surge de nuevo la conveniencia o inconveniencia de las casas-cuarteles…

Claro. ¿Por qué se ataca más a casas-cuarteles? Porque hay gente viviendo allí. No hay que olvidar que son cuarteles vivienda. Allí viven víctimas inocentes -aunque aquí,claro, nadie es culpable- que su único ‘delito’ es que se han casado con un guardia civil… Pero parece que a los agentes les va el riesgo en el sueldo pero, ¿a la mujer y los hijos? Pues no.

¿Estamos en un periodo de alerta especial por terrorismo?

Sí, siempre en vacaciones. Pero, normalmente, atentan en playas o en zonas turísticas o vacacionales. Ellos lo que buscan, más que las víctimas, el eco de su acción.


Y de nuevo suena el eterno rumor de alerta máxima en Madrid…

Sí, pero no hay que dar demasiadas pistas, aunque a los terroristas tampoco les hacen falta nuestras pistas para saber cómo hacer daño.


Los famosos “coletazos”…

No hay que olvidar eso de que hasta el rabo todo es toro. Mientras exista estará la posibilidad de que haya un coletazo final. Un toro no te cornea, pero te da un rabazo que te acuerdas para toda la vida.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído