Los gallegos le dejan claro a Feijóo que quieren la educación en castellano

Los gallegos le dejan claro a Feijóo que quieren la educación en castellano

(PD).- Ya se conocen los datos de la encuesta que Nuñez Feijóo planteó a los padres gallegos sobre la lengua en la educación. Los resultados revelan que la mayoría prefiere que sus hijos estudien en castellano, seguidos de la opción de una enseñanza bilingüe. Los nacionalistas empezarán ahora a denunciar trampas o cualquier otra ocurrencia. El disgusto es grande.

La mayoría de los padres gallegos -68.660 encuestas de un total de 189.814 cuestionarios válidos-, que fueron consultados en la encuesta sobre el uso idioma en las aulas, ha optado por una enseñanza monolingüe en castellano, lo que representa un –36,17 por ciento.

Mientras, unos 61.950 se ha decantado por que sus hijos reciban clase en ambas lenguas –castellano y gallego– en Educación infantil y en las materias troncales del resto de etapas educativas.

En rueda de prensa, el secretario general de Política Lingüística, Anxo Lorenzo, presentó los resultados de la encuesta del idioma tras un recuento que duró aproximadamente cinco semanas y en el que la Xunta invirtió 160.995 euros.

A la vista de los datos, Lorenzo consideró que la encuesta «reafirma el carácter bilingüe de la sociedad», aunque también admitió que «el gallego aún no se percibe tan útil como el castellano» entre la sociedad gallega.

GALICIA BILINGÜE: «FEIJÓO ESTÁ TOTALMENTE AVALADO PARA DECANTARSE POR LA LIBERTAD LINGÜÍSTICA»

Gloria Lago, portavoz de la asociación Galicia Bilingüe, no puede esconder su satisfacción. Aunque no ha supuesto ninguna sorpresa para ella. En declaraciones a Periodista Digital, Lago dice:

«Las opciones que han salido como minoritarias son respetables, pero la encuesta lo que ha dejado muy claro es que había en la sociedad gallega un rechazo muy grande hacia el Decreto que regula esta materia hoy día. Eso es lo más importante que ha quedado constatado».

Y manda un recado a Alberto Nuñez Feijóo:

«La única forma de respetar el derecho de los padres a decidir la educación de sus hijos es la que nosotros llevamos defendiendo desde siempre: dejar elegir. Con esto datos la Xunta está totalmente avalada a decantarse por la libertad lingüística».

El presidente gallego ahora ya no tiene excusa. Los datos le avalan para un cambio de la política de imposición del gallego llevada a cabo hasta ahora en esa Comunidad Autónoma.

LA MEJOR SOLUCIÓN, LA LIBERTAD

Desde la Mesa por la Libertad Lingüística han elogiado la buena voluntad de la Consejería de Educación en conocer la opinión de los padres a través de una consulta aunque su presidente, José María López Suevos, subraya que «nuestra postura es otra bien distinta: libertad individual, tanto para el alumno como para el profesor, para que la enseñanza resulte más eficaz, al hacerse en libertad y sin necesidad de separar por aulas (aunque sea por elección de los padres) por razón de lengua. La situación gallega no creemos que necesite esa solución. La solución menos mala -y la que más molesta a los nacionalistas- es la libertad porque ésta no perjudica a nadie».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído