Descubierta la red de zulos de ETA en Francia

Las detenciones de los tres encargados de suministrar armas a los comandos de ETA continúan dando sus frutos. A los tres zulos encontrados desde el miércoles se suman otros dos localizados hoy en Francia.

Los agentes están registrando uno de ellos, mientras que el segundo aún no se ha abierto, por lo que no se ha informado del material que escondían los terroristas. Ambos zulos se encuentran situados en el centro del país, según fuentes de la investigación.

El hallazgo del primer escondite de la banda, en los Pirineos franceses, se produjo escasas horas después de los arrestos en la región de Saboya de Alberto Machain, Andoni Sarasola y Aitzol Etxaburu, y en él se encontraron unos 100 kilos de explosivo. Los documentos encontrados en los ordenadores de los terroristas permitieron ayer a los agentes llegar hasta otros dos zulos, uno cerca de Montpellier y otro próximo a Burdeos. El primero de ellos contenía «ingente material», que permitiría a los terroristas fabricar más de 100 bombas lapa.

Red de ‘zulos’

La policía francesa, que trabaja en coordinación con la española, espera encontrar todavía más escondites de la banda terrorista en el marco de esta operación que mantiene abierta. Los agentes vigilaron durante algunas semanas a los tres etarras. Los datos obtenidos en los seguimientos junto a la información de los equipos informáticos han puesto a los agentes sobre la pista de la red de zulos que ETA ha diseminado en territorio francés.

En el piso que ocupaban los tres detenidos en Francia, las fuerzas de seguridad hallaron 20 tarteras de plástico con el circuito eléctrico ya instalado y a las que faltaba colocar la sustancia explosiva para utilizarlas como bombas. También se encontraron 40 detonadores industriales y cuatro pistolas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído