Los talibanes desmontan a ZP y Chacón su propaganda pacifista en la guerra de Afganistán

(PD).- Chacón no gana para disgustos. Cuando las aguas parecía que le bajaban más calmadas, salta a la primera pantalla una realidad que le desmonta al Gobierno toda su estrategia: en Afganistán no estamos en misión de paz, es una guerra crudelísima. Las tropas españolas han matado a 13 terroristas talibanes e hirieron a tres más después de seis horas de combate en la provincia de Badghis. La ministra salió a toda prisa a vender que eran «delincuentes comunes». ¿Es coherente que el Gobierno que salió corriendo de Irak continúe sin dar la orden de regreso de los soldados destinados a la guerra de Afganistán?

Los soldados españoles han estado dos días luchando por el control del paso de Sabzak, la auténtica arteria de comunicación entre las provincias de Badghis y Herat, al noroeste de Afganistan. Una auténtica guerra. El martes el sargento español José Enrique Serantes Alvárez resultaba herido y el miércoles sus compañeros de compañía tuvieron que hacer frente a seis horas de lucha contra el mismo grupo de talibanes. Resultado: Trece talibanes perdieron la vida y dos helicópteros de combate Mangusta tuvieron que dar cobertura a las fuerzas españolas para reducir a los «insurgentes», según les denomina la prensa más políticamente correcta.

Este episodio sólo evidencia lo obvio: los soldados españoles, integradas en la coalición internaciona, están en una peligrosísima guerra. Y que empeora día a día. Mientras, el Gobierno español sigue manteniéndose en la estrategia propagandística de querer hacer ver que allí están los soldados en misión de paz, ocultando a la opinión pública la realidad de la guerra. Llegaron a La Moncloa ‘vendiendo’ pacifismo en Irak y ahora su situación es complicada para explicar la realidad de Afganistán. Mucha parte de su electorado, si no se le ocultara la realidad, exigiría al Gobierno socialista, por coherencia, la retirada inmediata de las tropas españolas de la guerra de Afganistán.

Ahmed Rashid, periodista y escritor paquistaní, cuenta este viernes una realidad bien distinta en el diario El Mundo:

Por toda la región cunde el miedo de la población a que los Estados Unidos y la OTAN puedan empezar a pensar en salir de Afganistán en los próximos 12 meses aunque su misión no se pueda considerar completada. Algo así tendría como resultado, casi con total seguridad, que los talibán entrarían en Kabul, que Al Qaeda dispondría de mayor espacio para montar atentados terroristas a escala global y que los talibán paquistaníes liberarían áreas extensas de Pakistán. El plan de la insurgencia de esperar pacientemente a que los norteamericanos se vayan parece ahora más lógico de lo que ha parecido nunca. Para las fuerzas occidentales, Pakistán sigue siendo una clave fundamental en la recuperación de la iniciativa en Afganistán, lo que impone necesariamente la eliminación tanto de los talibán paquistaníes como de los afganos del territorio del país vecino.

Occidente está perdiendo la batalla al terrorismo en Afganistán.

OFERTAS BRONCE

¡¡¡ DESCUENTOS ENTRE EL 1 Y EL 20% !!!

Desde el descuento más pequeño a las ofertas más increíbles, actualizadas diariamente

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído