ANTES SE PILLA A UN MINISTRO DEL INTERIOR QUE A UN COJO

La Policía deja con el culo al aire a un Marlaska que insinuó que Ciudadanos buscó las agresiones en el Orgullo Gay

"Hubo violencia verbal y física hacia los miembros de Ciudadanos. Les amenazaron, insultaron, lanzaron agua, botellas de plástico y tapones"

La Policía deja con el culo al aire a un Marlaska que insinuó que Ciudadanos buscó las agresiones en el Orgullo Gay

Ya lo dice el refrán, que antes se pilla a un mentiroso que a un cojo. En el caso del Ministerio del Interior, antes se coge a un Fernando Grande-Marlaska que a un lisiado en referencia a sus explicaciones e informes interesados para tratar de eludir su responsabilidad en las agresiones sufridas por varios miembros de Ciudadanos el 6 de julio de 2019 durante el desfile del orgullo gay.

Resulta que el ministro del Interior, viendo la que se estaba liando, encargó a la Jefatura Superior de Policía de Madrid, un informe en el que niega las agresiones a los de Ciudadanos e incluso llega a deslizar una diabólica acusación, que los políticos naranjas trataron de «maniobrar para catalizar la acción mediática y publicitaria».

Y añadía ese informe de marras filtrado únicamente a El País que:

Ciudadanos no siguió en ningún momento las instrucciones policiales ni sus consejos; de hecho ha provocado la entrada de la Policía Municipal haciendo uso de privilegios de seguridad como concejales, lo que podría haber iniciado un efecto nefasto en los sistemas de orden público que se estaban aplicando.

Sin embargo, tal y como publican varios medios este 10 de julio de 2019, entre ellos ABC, los policías asistentes en el operativo del día del orgullo gay, contradicen la versión de los ‘hombres de Marlaska’:

Hubo violencia verbal y física hacia los miembros de Ciudadanos. Les amenazaron, insultaron, lanzaron agua, botellas de plástico y tapones. No fue tan bestial como en otros enfrentamientos, pero sí hubo una agresividad y también intimidación que les obligaron a irse. Hubo abucheos, insultos, lanzamiento de objetos como botellas (de plástico), latas, agua… e incluso varios piquetes llegaron a bloquear y prácticamente impedir la libertad ambulatoria de la comitiva.

Y remachan estos agentes:

Los momentos de mayor tensión duraron alrededor de treinta minutos. Los de Ciudadanos estaban desamparados. Aquello resultaba indignante. Hubo que hacer una cadena ante ellos, a una distancia de metro y medio. Es verdad que no vimos que lanzaran orines ni lejía, pero era una actitud desmedida hacia los políticos. Recibieron empujones todos, también las mujeres; había una chica de Cs que incluso estaba llorando.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído