ASÍ SE LAS GASTAN LOS TOLERANTES DE LOS LGTBI

El mafioso chantaje de los organizadores del Orgullo Gay a Ciudadanos: «O firmáis contra Vox u os quedáis fuera»

Como venganza, situaron a los naranjas al final del desfile para así poder escracharles libremente

El mafioso chantaje de los organizadores del Orgullo Gay a Ciudadanos: "O firmáis contra Vox u os quedáis fuera"
Inés Arrimadas, protegida ante las agresiones de los LGTBI.

Este es el ‘talante’ y la ‘tolerancia’ de los organizadores del Orgullo Gay en Madrid. A principios del mes de junio de 2019, a pocos días de que se constituyera el Ayuntamiento de Madrid, la formación de Manuela Carmena y los socialistas de Pepu Hernández comenzaron a movilizar a asociaciones como Cogam, que es el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid y también a la FELGTB, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales para que presionasen a Ciudadanos.

¿Y cuál era esa presión? Pues la cuenta Javier Negre este 12 de julio de 2019 en El Mundo y no era otra que hacerle firmar un decálogo donde, en realidad, lo que les interesaba era el primer punto, no firmar oficial u oficiosamente ningún acuerdo con Vox y así, de esta manera, que Madrid siguiera en manos de Carmena.

La película de los hechos es para echarse a temblar. La presión se materializa en forma de correo electrónico ese 5 de junio en el buzón de entrada del interlocutor de Ciudadanos con la organización del Orgullo Gay. En él, Cogam les informaba de que si querían que la carroza naranja desfilase tendrían hasta el 24 de junio para firmar un decálogo cuyo primer punto era un compromiso de no conformar gobiernos con los votos de Vox. Un apartado diseñado para que Ciudadanos, ante el temor de ser vetado el día de los derechos LGTBI que siempre ha defendido, facilitase ejecutivos de izquierdas como el de Manuela Carmena en la capital.

Ya el viernes 7 y una vez que habló con sus superiores, el asesor telefoneó a un representante de Cogam para ver si se podía negociar ese primer punto, que era «inasumible» para Ciudadanos. Lejos de recibir una respuesta conciliadora, esta persona le lanzó un ultimátum.

«O firmáis el decálogo en 24 horas u os quedáis fuera. El PSOE y Podemos ya lo han hecho», le transmitió.

El asesor, según fuentes de Ciudadanos, le explicó que no entendía por qué se había adelantado el plazo al 8. No obtuvo respuesta. En Ciudadanos no agradó este «chantaje que perseguía condicionar los acuerdos de gobernabilidad» y, aun teniendo pagada la carroza (24.000 euros) y la inscripción (800 euros), decidieron descartar la presencia de su carroza.

Pero es más, tal y como cuenta Negre, la comitiva de Ciudadanos fue relegada al último lugar de la marcha, pese a que se pidió ir entre las pancartas de Podemos y el PSOE ya que activistas LGTBI afines a estos partidos habían advertido a un asesor naranja lo que les pasaría y les hicieron caso omiso, al igual que cuando reclamaron auxilio a esos organizadores cuando comenzaron a producirse las primeras agresiones verbales y lanzamiento de objetos contra Ciudadanos.

Te puede interesar

Autor

Juan Velarde

Delegado de la filial de Periodista Digital en el Archipiélago, Canarias8. Actualmente es redactor en Madrid en Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido