MÁXIMA PREOCUPACIÓN

Casa Real entra en pánico: el infernal verano al que se enfrenta por culpa de la Reina Letizia

Casa Real entra en pánico: el infernal verano al que se enfrenta por culpa de la Reina Letizia
Los Reyes y sus hijas, en Palma.

La Casa Real está ultimando todos los preparativos para lo que son sus ya tradicionales vacaciones en Palma de Mallorca. Desde La Zarzuela no quieren dejar un solo hilo suelto y además del asueto estival de la Familia Real preparan también la protocolaria agenda institucional de esos primeros días de vacaciones monárquicas.

Entre tanto, el Rey Felipe VI en lo personal prepara el cuerpo para lo que más le gusta después de un intenso curso político, la playa, el relax y las largas escapadas en barco por la cálida costa de las Islas Baleares. También, como no, alguna que otra regata. En definitiva, mucho descanso y algo de desconexión para este cálido mes de agosto que está llamando a la puerta.

Todo parece idílico pero no lo es. Según apuntan a Periodista Digital fuentes solventes próximas a La Zarzuela, en la Casa Real la situación es de “máxima tensión” por “culpa” de la Reina Letizia, quien ya ha mostrado su disconformidad con las vacaciones reales en Palma. A la Reina le disgusta el modo de vida vacacional en la isla.

El “modelo estival” de la Casa Real no cuadra con ella y presiona para lograr al menos una semana para evadirse a otro punto de la geografía, al parecer al sur de Francia, con lo que ella considera únicamente su familia real: es decir, sus hijas y esposo.

Al disgusto de Doña Letizia por las vacaciones en Palma se une sus continuas desavenencias con los Reyes eméritos, Don Juan Carlos y Doña Sofía, y con sus cuñadas, las Infantas Cristina y Elena, con quienes tendría que encontrarse algunos días (posados incluidos) en la bahía de Palma. Por ello, la Reina ha presionado a la Casa Real, a través lógicamente del Rey Felipe, en dos sentidos: conseguir al menos una semana de vacaciones en un lugar privado y apartado de los focos y su segunda petición gira en torno a que la familia del Rey coincida con ella el menor tiempo posible en Palma de Mallorca.

Las peticiones de Doña Letizia no han sido atendidas por la Casa Real. “Las vacaciones reales siempre han sido así y los caprichos o manías de la Reina no lo van a cambiar”, explican las fuentes consultadas que ha sido la respuesta que ha recibido con desagrado Doña Letizia. Precisamente ese desagrado es lo que tiene ‘on fire’ a la Casa Real que teme algún mal gesto en público de la Reina, incluso un desplante a Don Felipe o algún incidente similar como el acontecido en la Misa de Pascua con  Doña Sofía.

De hecho, el Rey llega la noche de este miércoles a Palma y la Reina lo hará el jueves… ¿por qué?

Ahora trabajan para evitar que eso se produzca. Como no se fían, Don Felipe podría ceder y conceder unos días en privado, en la costa francesa o en algún punto de los Balcanes, con su esposa e hijas para calmar los ánimos en Palma.

Te puede interesar

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído