Aegc denuncia que en la comandancia de lugo solo hay dinero para reparar las estancias oficiales pero no para arreglar los pabellones de los guardias

Aegc denuncia que en la comandancia de lugo solo hay dinero para reparar las estancias oficiales pero no para arreglar los pabellones de los guardias

La «Asociación Española de Guardias Civiles» AEGC, denuncia el mal trato que se les da a los Guardias Civiles y a sus familias. No es nada nuevo, los Guardias Civiles siguen como siempre discriminados y maltratados. La reorganización de la Institución no debe ser para hoy, debió ir acorde con los tiempos y la situación de viviendas en situaciones de carencia de requisitos básicos para vivir, debe llevar a una investigación por las instituciones obligadas y a dar prioridad a los fondos para dedicarlos a los servicios básicos de habitabilidad. Los órganos rectores del cuerpo no se enteran o no quieren enterarse, simplemente, porque los Guardias Civiles están obligados a vivir peor que cualquier ciudadano. La AEGC, hace denuncia pública de algo evidente. Menos puertas giratorias para seguir chupando y más justicia con los servidores públicos que se juegan la vida.

En AEGC llevamos mucho tiempo denunciando la falta de presupuesto para adecentar las casas cuartel de la Guardia Civil. Edificios que tienen su razón de ser porque en muchos de los municipios, en los que hay un cuartel, no hay oferta de vivienda para los agentes y sus familias, como ocurre en la España despoblada, o simplemente su sueldo no alcanza para hacer frente a los altos alquileres de otras comunidades como Madrid, Euskadi o Cataluña.

La Dirección General de la Guardia Civil con la excusa de la falta de presupuesto para reparar los pabellones oficiales de la Guardia Civil está permitiendo que estos edificios se vayan deteriorando alarmantemente olvidando que en ellos, además de dependencias de atención al ciudadano, viven familias, como ocurre en la Comandancia de Lugo. Aquí la Guardia Civil ha decidido que el presupuesto para arreglos tiene prioridades en las que no entran las viviendas de los agentes que viven en los pabellones. Como se puede apreciar en las fotografías que se adjuntan, en muchas zonas de la Comandancia se acumula la suciedad, las vías o calles están llenas de baches y sus aceras están destrozadas haciendo muy complicado poder llevar por ellas un coche de bebé o el desplazamiento de personas con discapacidad, por ejemplo. Unos desperfectos que no son actuales, la Comandancia presenta este estado hace ya mucho tiempo y tan solo se ha tomado la decisión de dar una mano de pintura al edificio en el que se encuentran la oficinas y los dos próximos a el por ser los más visibles, dejando el resto de las instalaciones en pésimo estado.

En AEGC nos ha sorprendido que, mientras si ha habido presupuesto para estos edificios centrales que ahora se ven lustrosos (incluida la cafetería y los pabellones para transeúntes) no hay un € para las viviendas de las familias de los guardias civiles que no han visto un bote de pintura desde 2006 y lo más grave, el frio que se les cuela por las desvencijadas ventanas en invierno. Viviendas en las que viven menores cuya salud y bienestar parece no preocupar a la Guardia Civil.

Desde AEGC esperamos que la DGGC reconsidere sus prioridades a la hora de destinar el presupuesto para casas cuartel y tenga en cuenta que además de dependencias para oficinas en ellas viven familias que merecen tener viviendas dignas, como reconoce la Constitución.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído