Feijoó, y todo el PP en la procesión del Cristo de la Victoria.Estamos seguros que le fueron a pedir un milagro para ganar las próximas elecciones.

Feijoó, y todo el PP en la procesión del Cristo de la Victoria.Estamos seguros que le fueron a pedir un milagro para ganar las próximas elecciones.

Si alguien pone en duda la fe y el carácter milagroso del Santísimo Cristo de la Victoria de Vigo, hoy tienen una clara muestra de que son muchos los que confían en sus milagros, y esperan mucho de él, especialmente los dirigentes del Partido Popular de Galicia; cuya plana mayor, asistió de pleno a la misma.

A la procesión asistieron un nutrido grupo de Guardias Civiles pertenecientes al Movimiento Democrático de la Guardia Civil que asombrados comprobaron la presencia del Príncipe de los Peares a un acto al que no había asistido como presidente nunca. Al principio, al ver a la cúpula del Partido Popular de Galicia, pensaron que eran fantasmas, pero nada más lejos de la realidad, era toda la cúpula en cola solicitando favores al Cristo de Vigo. Los Guardias Civiles Democráticos asistieron a la procesión para hacer peticiones, entre ellas eran: «Equiparación salarial, readmisión de los Guardias Civiles separados del servicio y que les arreglen las casas cuarteles que no tienen ni habitabilidad para vivir».

Allí estaban, junto al alcalde de Vigo Abel Caballero, al que no han sido capaz de quitar del medio, y por primera vez en doce años, el triste presidente Feijoó, conocido como el «Príncipe de los Peares», y su brazo armado Corina Porro, llamada para levantar al PP, después del batacazo de las últimas elecciones. No faltó Ana Pastor ni Rueda entre otros muchos. La petición se ve que va en serio. Al Partido Popular le hace falta un gran milagro, y nos suponemos que la presencia de los dirigentes del PP, va dirigida a poner fin al declive que vive en todo el país el Partido Popular.

El presidente de la Xunta de Galicia, –El Príncipe de los Peares–con su brazo milagroso, en otra hora la alcaldesa de Vigo, Corina Porro asistieron con fervor a la procesión, nos suponemos que esperando que se haga un milagro y que Corina Porro, cambie el panorama que les abrasó en las elecciones generales.

La ciudadanía de Vigo, siempre ha estado comprometida con su devoción al «Cristo de la Victoria». Quién no ha tenido una abuela que le dijera: «O Cristo es muy milagreiro». Hoy se ha hecho realidad y evidente que el Cristo es un hacedor de milagros.Toda la plana mayor del PP en cola ante el Cristo.

Para terminar, sólo nos queda hacerles nosotros una última petición como lo hacían nuestras abuelas, con fe y con gran devoción; Santísimo Cristo de la Victoria, líbranos de fantasmas como los que hoy han poblado nuestra procesión, líbranos de los mentirosos y de aquellos que utilizan el engaño para llevarnos nuestros cuartos.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído