Levantamiento general en el SUP , Sindicato de la Policía Nacional, exigen dimisiones y auditoría. Piden responsabilidades a sus dirigentes

Levantamiento general en el SUP , Sindicato de la Policía Nacional, exigen dimisiones y auditoría. Piden responsabilidades a sus dirigentes

Policías en pie de guerra, piden dimisiones de los responsables del fracaso y auditoria en el SUP.

Comienza la firma de un manifiesto en redes sociales , quienes quieran suscribirlo, estará expuesto en twitter, facebook y whatssapp. Bata con manifestar conformidad por cualquiera de dichos medios.

Nació en Sevilla en 1977 siendo su promotor, el primer policía que habló de crear un sindicato, José López. En 1978 él y otros 4 valientes firmaron el Acta fundacional. Legalizado en 1984, ha pasado etapas difíciles; cinco congresos en siete años (1985 – 1992), división interna, dos escisiones y el peor resultado electoral hasta este año con tres vocales en 1995, empatado con ANPU (hoy CEP) aunque doblándola en votos: 16.234 a 8.720. Muy convulsos sus primeros tiempos de camino en la legalidad tras lo cual, durante muchos años, ha sido una poderosa herramienta de defensa de derechos de los trabajadores de la Policía a la vez que de protección de derechos humanos, sociales, civiles, políticos… de la ciudadanía.

En los últimos años se ha convertido en un sindicato corporativista, alejado de denuncias de prácticas corruptas y volviendo la espalda a lo que eran sus señas de identidad y lema de su nacimiento: “Policía civil al servicio del pueblo”. Millones de identificaciones arbitrarias ordenadas por mandos verbalmente, nunca escritas conscientes de su ilegalidad, y cientos de miles de llamadas al 091 sin atender cada año no han merecido ni una palabra en defensa de los derechos de los policías ni de la ciudadanía. En los dos últimos años ha sido contumaz en el error, aceptando pantomimas de votaciones democráticas que se han abortado porque se perdían, y sirviendo de coartada al Ministerio ante un colectivo que conquistó la calle con movilizaciones. Esos errores han llevado a esta situación. Ha bajado de 7 a 2 vocales (nunca estuvo tan bajo) y no ha llegado a 10.000 votos. Pierde 65 liberados y una importante financiación, que sumada a la deuda adquirida hace cuatro años más el casi millón de euros del nuevo regalo electoral, pueden abocar a una situación económica de quiebra técnica. El SUP nunca había perdido unas elecciones, nunca había tenido tanta deuda por afiliado, nunca había tenido menos votos y vocales y nunca su máximo/a responsable había sido rechazado/a en las urnas por el colectivo. Por ello,en coherencia y por respeto a su origen y trayectoria, la única actitud digna que cabe en sus dirigentes nacionales es la dimisión de toda la Comisión Ejecutiva Nacional, nombrar una Comisión Gestora y encargar una auditoría exhaustiva sobre la situación económica del sindicato. Hoy está en riesgo de desaparecer por una mala gestión y nosotros, que durante muchos años hemos contribuido a su existencia, ni queremos, ni debemos, ni podemos permanecer en silencio como cómplices por omisión de la situación que atraviesa. Hay que preservar los derechos de los trabajadores contratados por el sindicato, secretarias y abogados, que llevan decenas de años siendo activistas de la Organización. Con los datos que emanen de la auditoria, informar y consultar a los afiliados. Queremos que el SUP siga vivo siendo leal y coherente con su trayectoria. 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído