PROBLEMAS

El auto definitivo del juez que ‘suelta’ en Madrid a Urdangarin y deja temblando a Doña Letizia

El auto definitivo del juez que ‘suelta’ en Madrid a Urdangarin y deja temblando a Doña Letizia
Los Reyes, la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en una imagen de archivo.

El titular del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León con sede en Valladolid ha estimado el recurso presentado por Iñaki Urdangarin Liebaert y le autoriza a realizar dos salidas a la semana de la prisión de mujeres de Brieva (Ávila) para desarrollar un programa de voluntariado en una institución religiosa en Madrid.

El cuñado del Rey Felipe VI podrá salir desde mañana mismo dos días por semana, un máximo de ocho horas al día, para trabajar con personas discapacitadas. Será en la capital de España, la peor pesadilla para la Reina Letizia.

Según dispone el juez Florencio de Marcos Madruga en su auto, la autorización a estas salidas mientras el preso está todavía en segundo grado penitenciario se justifica en que «la actividad en el exterior es más que positiva para reducir o eliminar la desocialización y deshumanización, la destrucción del individuo que conlleva la soledad absuluta a la que se le ha sometido, lo cual conecta con algo esencial en cualquier programa de tratamiento, fomentar la autoestima». Se pretende evitar con esta medida, subraya, los «efectos nocivos» del «absoluto aislamiento» al que el reo está sometido, a pesar de estar en régimen de segundo grado.

Indica, en este sentido, que ese régimen de aislamiento en el que cumple condena, por motivos de seguridad, no ha sido elegido por el preso, sino que le viene impuesto por Instituciones Penitenciarias. El aislamiento, recuerda el auto, está proscrito en la normativa internacional, aunque se recurre a él para preservar la vida e integridad de los internos, «de ahí la legalidad de la decisión adoptada por la Administración, pero han de articularse medidas para evitar la desocialización que comporta la soledad», justifica el juez De Marcos.

Además, se subraya que, como Urdangarin va a realizar una suerte de voluntariado con personas que tienen alguna discapacidad, «ello implica de por sí un elemento de asunción de valores presociales, pues se liga a una actividad de carácter solidario, voluntaria, libre, sin que tenga su causa en una obligación personal o deber jurídico y sin contraprestación económica o material.

El magistrado valora positivamente esta petición para realizar voluntariado del esposo de la Infanta Cristina, que fue condenado por el Tribunal Supremo a cinco años y diez meses por el caso Nóos, y que ingresó en prisión el 18 de junio de 2018, porque «la toma de contacto con la vida real, con los problemas de los demás, contribuye a «generar un elemento de concienciación de la trascendencia de la propia conducta delictiva».

Máxime por parte de un condenado por delincuencia económica, «un ámbito cuyo eje es el egoísmo y el afán desmedido de lucro, además del desprecio por el interés común». No ve tampoco riesgo de fuga ni peligrosidad social en el interno que desaconseje estimar su recurso.

Autor

David Lozano

Voluntarioso contador de hechos. Frases verdaderas contadas con palabra.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído