AEGC preocupada por la seguridad de los guardias civiles destinados en Cataluña ante el aumento del comportamiento violento de los CDR

AEGC preocupada por la seguridad de los guardias civiles destinados en Cataluña ante el aumento del comportamiento violento de los CDR

La detención de miembro de los «CDR» con material explosivo confirma la deriva violenta que está tomando el independentismo. AEGC denuncia y evidencia el paso de la preocupación a la realidad.

AEGC lleva mucho tiempo denunciando la deriva violenta del movimiento independentista. El acoso a los hijos de los guardias civiles tanto en los cuarteles, como en los centros de educación era una muestra de que no iban a detenerse ante nada ni ante nadie y debería haber sido un aviso para las autoridades de que esta violencia podía ir a peor. Desgraciadamente las detenciones ayer de 8 personas miembros de los CDR, con material explosivo nos ha dado la razón.

Este ambiente violento, como el vivido en Barcelona el pasado fin de semana, propiciado por estos grupos de extremistas, preocupa en AEGC porque son nuestros compañeros y sus familias los que están señalados en su diana. Ellos son los que llevan todos estos años aguantando su acoso e intransigencia y, ante los documentos incautados en la operación llevada a cabo ayer, ellos también podrían ser los destinatarios de su bautismo de “terror”.

Desde AEGC quieren felicitar a sus compañeros por el brillante trabajo que han realizado a lo largo de los últimos meses y que ha impedido que los 8 detenidos de los CDR pudieran llegar a cometer un atentado. Nuestros compañeros han hecho su trabajo, ahora quien tiene que hacerlo es la justicia, la fiscalía y el juez instructor, quienes deben estructurar y sustentar el caso para impedir que, lo que hasta ahora han sido episodios de acoso y scache, se conviertan en algo más grave y peligroso.

En AEGC esperan que estos actos violentos que han protagonizado hasta ahora los CDR sirvieran al independentismo para separarse de este movimiento, han sido acciones que han tenido que sufrir los hijos de los compañeros, menores que deberían estar protegidos por las instituciones de este país, entre ellas el SÍNDIC, Defensor de los Niños y Adolescentes de Cataluña. Pero no lo hicieron y tristemente hoy hemos comprobado que tampoco están dispuestos a condenar y a poner espacio de por medio de supuestos actos terroristas. Para nosotros han perdido una buena oportunidad de demostrar que están con el respeto a la vida y con la democracia y no con la violencia.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído