Nuevo maltrato a los Guardias Civiles. No disponen de pistolas paralizantes, la Institución mejor valorada, la peor tratada y peor pagada.

Nuevo maltrato a los Guardias Civiles. No disponen de pistolas paralizantes, la Institución mejor valorada, la peor tratada y peor pagada.
Guardia Civil Democrático, por una Guardia Civil al servicio de sus ciudadanos y de los valores democráticos.

Independientes de la guardia civil –IGC– considera que el gobierno no puede privar a la guardia civil del uso de la pistola eléctrica paralizante, cuando el resto de policías ya las usan o ya las han adquirido.

Independientes de la Guardia Civil ha emitido un comunicado, y como siempre los Guardias Civiles se quejan de ser discriminado en elementos básicos. Nuestra clase política no tiene verguenza, ni la tiene,ni se le espera. Primero fue el reclamar seguridad social como tenían todos los ciudadanos, llevó a una manifestación y a expulsiones. Después siguió prevención y horarios normalizados, la incorporación de la mujer, el derecho de asociación profesional, toda una lucha de años y lucha sin razón conculcado los derechos más elementales de cualquier persona y reconocidos en nuestro texto constitucional etc. En paralelo el maltrato continuado a los Guardias Civiles considerados por el mando como simple esclavos sin derechos humanos, ni profesionales algunos, con organización de operaciones delictuales contra ellos , sus familias y amigos , mediante la denominada Operación Columna. España tiene que decir basta Ya, a un modelo policial caduco, viejo e inservible y debe tratar igual a todos sus recursos humanos, la Guardia Civil no es menos, ni es más. Para terminar con todas estas situaciones graves y sinsentido se debe abrir una comisión de la verdad, para de una vez por todas apostar por unas FSE eficientes, eficaces y anexas al presente que es el siglo XXI.

Independientes de la Guardia Civil  –IGC– nos indica que a través de los  medios de comunicación, los guardias civiles tienen  conocimiento de que la vieja reivindicación de poder hacer uso en el servicio de la pistola eléctrica paralizante, ante el riesgo grave e inminente de sufrir los agentes o terceras personas un ataque contra su integridad física, se está llevando a cabo en el resto de Cuerpos de Policía, dotándolas de las correspondientes armas de este tipo, conocidas como pistolas Taser.

Este colectivo con representación Institucional en la Guardia Civil (IGC) manifiesta su protesta porque la Guardia Civil no  haya dispuesto presupuesto, ni que el Gobierno le haya dotado del mismo, para hacer compras de este tipo de armas, para que previa formación el personal sea habilitado con la obtención del correspondiente título, y una vez eso puedan ante determinadas y concretas circunstancias hacer uso proporcional de este tipo de arma.

Independientes de la Guardia Civil (IGC), apremia al Gobierno para que reglamente sobre el uso de este tipo de arma, al amparo de las leyes vigentes, para que los policías que hagan uso de la pistola eléctrica paralizante tengan la cobertura jurídica necesaria que ampare su actuación, y no se vean obligados a pasar por procedimientos indemnizatorios en el mejor de los casos, y también a juicios en el ámbito penal, ante un uso no reglado del arma.

La organización profesional Independientes de la Guardia Civil (IGC), con representación en el Consejo de la Guardia Civil, no sale del asombro al ver como Cuerpos de Policía locales, autonómicos, o Policía Nacional con naturaleza civil, o han sido dotados, o van a ser dotados de este medio de defensa que no es letal y evita el uso del arma de fuego, que si que puede ocasionar graves lesiones o la muerte, en el caso de ser usada. Incluso en el supuesto de un forcejeo se evitaría que el arma de fuego se dispare, pudiendo hacer uso del arma eléctrica paralizante.

Se evitaría también que en el peor de los casos, como hemos visto en otras ocasiones, el delincuente arrebate el arma al guardia civil y le dispare con ella matándolo, pudiendo evitar el guardia civil el enfrentamiento directo, si haciendo uso del arma eléctrica consigue reducirlo.

No obstante por prudencia y eficacia, además de dotar del arma eléctrica se debe adiestrar a los guardias civiles con las instrucciones necesarias para su buen uso, y en el caso muy extremo que se diera algún efecto secundario en el agresor, que los agentes supieran como paliarlo de inmediato.

Sigue IGC Instando a la Dirección General de la Guardia Civil y al Consejo Superior de nuestro Cuerpo, que no se queden atrás en la reivindicación de la dotación del arma eléctrica paralizante, y además que los guardias civiles se distingan por su especial formación, su reglado uso, y por la utilización de medios paliativos ante una hipotética reacción negativa de la persona contra la que se haga uso.

En definitiva que se tenga en cuenta que la Guardia Civil por su naturaleza militar se ve envuelta en situaciones varias, de diferente riesgo o de necesaria actuación, no solo para el caso de protección de la seguridad ciudadana en poblaciones, sino en el tráfico, las fronteras, la investigación por ejemplo, por lo que deben atenderse las necesidades de todos los agentes del Cuerpo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído